5 de octubre2012 – La firma  danesa Vestas, uno de los principales grupos eólicos mundiales, está por convertirse en el mayor fabricante y operador de energía eléctrica por medio del viento en Latinoamérica.

Esto debido al parque de 396 MW con el que dotará de 85 por ciento de electricidad a FEMSA, el productor más grande de bebidas en la región, a partir del 2014.

Adrián Katzew, el director de Vestas en México, Centroamérica y el Caribe, aseguró a El Economista que actualmente por cada megawatt que se produce mediante generación eólica se realiza una inversión de US$1 millón.

El proyecto llave en mano para FEMSA tendrá un costo cercano a los US$ 400 millones para la instalación de las 132 turbinas V90 -de 90 metros de diámetro y 3 MW de capacidad de generación en horas pico-, que comenzarán a funcionar en el primer trimestre del 2014.

Asimismo, la francesa Alstom ha firmado una documento en el que declara sus intenciones junto con el gobierno del estado Rio Grande do Sul, en el sur brasileño, para construir la primera fábrica dedicada a la producción de torres para turbinas de viento en Latinoamérica, dijo la compañía en un comunicado de prensa.

“La planta será instalada en Canoas junto a la unidad de Alstom, que ha estado en funcionamiento en la ciudad durante 50 años. El nuevo proyecto tendrá una capacidad instalada de 120 torres por año, lo que representa unos 350 MW,” dijo la compañía.

La planta entrará en operaciones durante los primeros seis meses del 2013.

Para más noticias de Latinoamérica.