Venezuela profundza en su Revoluciàƒ³n Bolivariana

La crisis econàƒ³mica y el bajo precio del petràƒ³leo pueden afectar el plan socialista que incluye fuertes inversiones en el sector eléctrico
Click here to enlarge image

A la segunda fue la vencida. El presidente Hugo Chàƒ¡vez obtuvo el apoyo necesario en el referéndum celebrado el dàƒ­a 15 de febrero para poder cambiar la Constituciàƒ³n y poder asàƒ­ perpetuarse en el poder si lo desean él y el pueblo venezolano. Con esta victoria electoral, Chàƒ¡vez seguiràƒ¡ con sus planes sociales que garanticen, entre otras cosas, energàƒ­a eléctrica a la mayoràƒ­a de venezolanos à‚¿Podràƒ¡ cumplir su promesa?

El reto no es sencillo dada la coyuntura econàƒ³mica internacional a la que se le une la fuerte caàƒ­da experimentada por los precios del petràƒ³leo, principal fuente de ingreso del estado venezolano, que de elevarse a màƒ¡ximos histàƒ³ricos en 2008 descendiàƒ³ a màƒ­nimos histàƒ³ricos en un abrir y cerrar de ojos para situarse por debajo de los 60 dàƒ³lares el barril en la actualidad.

El periodo de elevados precios del crudo permitieron al Gobierno financiar màƒºltiples proyectos sociales, asàƒ­ como invertir incluso en otros paàƒ­ses como Bolivia. Petràƒ³leos de Venezuela (PDVSA) era à‚–y sigue siendo à‚–la gallina de los “huevos de oro” y la fuente de financiaciàƒ³n para la mayoràƒ­a de los proyectos sociales. Analistas del sector, sin embargo, dudan de la viabilidad de PDVSA en el largo plazo pues argumentan que ha diversificado sus operaciones hacia àƒ¡mbitos ajenos a los hidrocarburos como, por ejemplo, la distribuciàƒ³n de alimentos. De este modo, PDVSA ha pasado de ser una empresa petrolàƒ­fera eficiente a un gigante ineficiente que genera dos tercios menos en ingresos debido a la caàƒ­da en el precio del petràƒ³leo. Bajo este escenario, à‚¿podràƒ¡ el gobierno cumplir con su plan para el mercado eléctrico?

El mercado

Como en muchos mercados de la regiàƒ³n latinoamericana, Venezuela cuenta con un mercado eléctrico dominado ampliamente por la generaciàƒ³n hidroeléctrica. A principios de 2009, el mercado contaba con una capacidad instalada de 23.254 MW, segàƒºn datos del Centro Nacional de Gestiàƒ³n del Sistema Eléctrico. Esta capacidad representa un aumento del 2,72 por ciento con respecto a la capacidad instalada a finales de 2007.

Click here to enlarge image

Durante 2008 un total de 22 nuevas centrales aàƒ±adieron capacidad adicional al Sistema Eléctrico Nacional (SEN). Sin embargo, la mayoràƒ­a de estas plantas eran de reducido tamaàƒ±o con capacidades que iban en su mayoràƒ­a de 15 MW a 40 MW. La mayoràƒ­a de nuevas centrales que entraron en operaciàƒ³n durante ese periodo eran térmicas abastecidas por diesel o gasoil. Es importante destacar que la mayoràƒ­a de las centrales pertenecàƒ­an a la categoràƒ­a de generaciàƒ³n distribuida.

Hubo excepciones a lo largo del aàƒ±o, como la conexiàƒ³n al SEN de la central Turboven con una capacidad nominal instalada de 40 MW. Esta central, la segunda de mayor tamaàƒ±o conectada al SEN en 2008, es una central eléctrica térmica a gas.

Click here to enlarge image

El gran lanzamiento del aàƒ±o se produjo en el mes de octubre con la puesta en marcha de la central Termozulia II con una capacidad instalada de 150 MW. El propio presidente Hugo Chàƒ¡vez inauguràƒ³ la central térmica que debe abastecer a 90.000 familias, segàƒºn declaraba el mandatario en la inauguraciàƒ³n de dicha central. La central requiriàƒ³ una inversiàƒ³n de 555 millones de dàƒ³lares que fueron aportados por el Fondo Nacional de Desarrollo y de un fondo conjunto con China, paàƒ­s con el que Venezuela estàƒ¡ estrechando sus relaciones diplomàƒ¡ticas y de cooperaciàƒ³n en varios àƒ¡mbitos como la energàƒ­a o las telecomunicaciones, entre otros.

Click here to enlarge image

Venezuela tiene varios acuerdos de cooperaciàƒ³n energética con varios paàƒ­ses de Latinoamérica y realiza importaciones y exportaciones de energàƒ­a eléctrica con Colombia y Brasil. Este àƒºltimo paàƒ­s anunciaba su intenciàƒ³n de incrementar sus importaciones de energàƒ­a eléctrica desde Venezuela. Segàƒºn declaraciones de Ministro de Minas y Energàƒ­a de Brasil, Edison Lobao, su paàƒ­s importa en la actualidad 250 MW de electricidad, siendo la intenciàƒ³n incrementar esa cifra a 3.000 o 4.000 MW. Para poder llevar a cabo este plan ambos paàƒ­ses deberàƒ¡n invertir en nuevas làƒ­neas de transmisiàƒ³n, ya que en la actualidad la àƒºnica làƒ­nea que une a ambos paàƒ­ses es insuficiente para aumentar el volumen de comercio eléctrico.

El Primer Plan Socialista

Chàƒ¡vez nunca ha escondido sus intenciones sobre càƒ³mo deben manejarse activos considerados “claves” en el paàƒ­s, entre los que se encuentran los sectores energéticos y de comunicaciones. Su reelecciàƒ³n como presidente en 2006 se basàƒ³ en la promesa de cumplir con el Primer Plan Socialista de la Naciàƒ³n. Y siguiendo con su promesa electoral, el mandatario iniciàƒ³ maniobras importantes para que su gobierno tomara el control de ciertos activos privados en el sector eléctrico (Participaciàƒ³n de AES en Electricidad de Caracas EDC) y mediante la creaciàƒ³n de la Corporaciàƒ³n Eléctrica Nacional (Corpoelec) en octubre de 2007 para que aglutinara la generaciàƒ³n, transmisiàƒ³n y distribuciàƒ³n de energàƒ­a eléctrica en el paàƒ­s.

A mediados de 2008, Chàƒ¡vez anunciaba que hasta el 2014 se pondràƒ­an en marcha 42 nuevos proyectos de generaciàƒ³n hidroeléctrica en el paàƒ­s, aumentando la capacidad instalada en casi un 40 por ciento, cerca de 9.000 MW adicionales, con este tipo de centrales. Este aumento en la capacidad, declaràƒ³ el màƒ¡ximo mandatario, serviràƒ¡ para abastecer las necesidades de Venezuela durante los pràƒ³ximos 15 aàƒ±os.

Para llevar a cabo estos proyectos, el gobierno Venezolano tenàƒ­a intenciàƒ³n de invertir alrededor de 10.000 millones de dàƒ³lares, aunque estas declaraciones se realizaban cuando el precio del petràƒ³leo estaba por las nubes. Esta inversiàƒ³n no incluye otras inversiones en fuentes adicionales de generaciàƒ³n como el gas, eàƒ³lica o, incluso, solar. Venezuela no cuenta con pràƒ¡cticamente ningàƒºn proyecto de energàƒ­a renovable no convencional.

Uno de los proyectos hidroeléctricos, la central Fabricio Ojeda, deberàƒ­a entrar en operaciàƒ³n durante el presente aàƒ±o y aàƒ±adir una capacidad instalada de 257 MW. Esta central, al igual que el resto de proyectos hidroeléctricos, vienen a diversificar la sobre dependencia que Venezuela tiene con el complejo hidroeléctrico Simàƒ³n Bolàƒ­var (antes de 2006 conocido como Raàƒºl Leoni, El Guri) situada en el ràƒ­o Caronàƒ­ que provee el 72 por ciento del total generado en el mercado.

En materia de distribuciàƒ³n el gobierno venezolano tiene la intenciàƒ³n de invertir en 800 proyectos que requieren una inversiàƒ³n de 1.500 millones de dàƒ³lares. Esta inversiàƒ³n debe finalizarse a finales de 2009 y debe repercutir en una mayor confiabilidad del sistema de distribuciàƒ³n de energàƒ­a eléctrica, puesto en entre dicho en el pasado por sus elevados indices de ineficiencia.

à‚¿Cuàƒ¡l seràƒ¡ la fàƒ³rmula?

Durante 2009 se comprobaràƒ¡ si la fàƒ³rmula del gobierno venezolano funciona para llevar a cabo todos los desarrollos que necesita el sector eléctrico en ese mercado que hasta no hace poco sufràƒ­a apagones considerables (2007). La caàƒ­da del precio del barril y la menor demanda de crudo de paàƒ­ses como Estados Unidos y Europa disminuiràƒ¡n los ingresos del Estados de forma considerable, poniendo presiàƒ³n sobre el modelo que intenta establecer el presidente Chàƒ¡vez.

No posts to display