La compañía finlandesa Wartsila construirá en el estado mexicano de Nuevo León una planta térmica a gas que tendrá repercusión internacional. El gas utilizado procederá de Estados Unidos, y la producción de la central será destinada a Guatemala.

Este proyecto que implica a tres países será posible gracias a la reforma energética aprobada por el gobierno mexicano, según declaró un alto cargo de Wartsila México al diario local ‘El Economista’.  

La central a construir generará 139 MW mediante siete turbinas de ciclo combinado 50SG. Con este proyecto, Wartsila se aproximará a los 7.000 MW a lo largo del continente americano.