Lodewijk Verdeyen, vicepresidente senior de nuevos negocios para Latinoamérica de GDF Suez, consideró en una entrevista con ‘Diario Financiero’, que los impuestos verdes planteados por el gobierno de Chile no reducirán las emisiones contaminantes.

Verdeyen opina que los impuestos verdes tuvieron su sentido para incentivar el desarrollo de fuentes limpias de energía. Sin embargo, afirma que una planta a carbón o a gas –ejemplos de las gravadas por el impuesto-, no va a dejar de operar por tener que pagar más tributos.

El alto cargo de GDF Suez sostiene que serán los consumidores finales quienes soportarán el peso del impuesto.