El desarrollo eléctrico a gran escala es difícil incluso en la mejor de las épocas, pero en ese contexto la generación distribuida (GD) de hasta 60MW ofrece la solución más viable para los retos del mercado

Muchas regiones del mundo están enfrentando la necesidad apremiante de un suministro confiable de energía, necesidad que solamente puede ser satisfecha con tecnologías ya comprobadas en el campo. Según Platts Global Energy, las turbinas a gas, que han sido fuertes trabajadoras durante décadas, pueden ser adaptadas para responder al nuevo mercado de generación distribuida de manera más rápida y económica que las microturbinas, las células de combustible o los paneles fotovoltaicos. En otras palabras, “el avance incremental de las tecnologías ya establecidas puede convertirse en la verdadera piedra angular de la Nueva Economía de la industria eléctrica”.

Con una instalación más rápida y más fácil, una menor complejidad para los trabajos de operación y mantenimiento, costos más bajos, y un sólido desempeño ambiental, las turbinas pequeñas a gas—hasta 60MW—representan una opción comprobada. La generación distribuida ha sido utilizada principalmente para brindar energía de respaldo para emergencias o para satisfacer la demanda de horas pico. Sin embargo, hoy en día la generación distribuida tiene que suplir cada vez más las demandas de base. Los pueblos y las ciudades que requieren de energía pueden confiar en la generación distribuida para proporcionar hasta 300 MW. Los clientes comerciales o industriales, que antes se contentaban con unas pocas unidades de reserva, ahora también tienen que instalar bloques de turbinas a gas más pequeñas, o plantaciones de motores a diesel, para satisfacer su demanda. Para lograr 50 MW, los proveedores de energía pueden utilizar dos turbinas FT8® a gas o 50 motores recíprocos. Mientras mayor es el número de unidades por emplazamiento, mayor será el costo, la complejidad de la instalación, la operación y el mantenimiento, el nivel de ruido, y las emisiones.


PWPS introdujo la serie SWIFTPAC™
Click here to enlarge image

Además de la complejidad de la interconexión, la cual aumenta exponencialmente con cada unidad adicional, las grandes instalaciones de unidades a diesel implican un mayor potencial de inversiones desamparadas. En regiones con escasez de capital, las inversiones desamparadas dificultan el financiamiento de potenciales proyectos eléctricos.

La próxima generación de energía móvil

En diciembre de 2001, PWPS introdujo la serie SWIFTPAC™ de unidades móviles de energía, que son unidades transportables de 4, 25, 50 y 60 MW. Utilizando tecnología de turbinas a gas, las unidades SWIFTPAC están configuradas como sistemas de una sola plataforma (4 MW) o plataforma múltiples (25, 50 y 60 MW).

Las turbinas a gas de PWPS se basan en una tecnología para naves aéreas. La unidad SWIFTPAC 4 utiliza el motor ST40, un derivado del PW150 desarrollado originalmente por Pratt & Whitney Canadá. Este motor cuenta con más de 7,4 millones de horas de operación en vuelos, con un alto nivel de confiabilidad.

Los modelos SWIFTPAC 25, 50 y 60 utilizan la turbina industrial a gas FT8, basadas en el motor JT8D de Pratt & Whitney, uno de los motores de jet más populares en la aviación comercial. El JT8D cuenta con más de 500 millones de horas de operación desde su lanzamiento en los años sesentas. El FT8 excedió un millón de horas de operación en el año 2001 y opera internacionalmente en Norteamérica, Sudamérica, Europa, China, Japón y África.

Los modelos SWIFTPAC 50 y 60 tienen salidas ISO de 55 MW y 62 MW, respectivamente, y pueden ser instalados en tres semanas. Para que sean más fáciles para los operadores, las unidades están equipadas con una envoltura más espaciosa, cables de desconexión rápida y un sistema de aceite de lubricación enjuagado en la fábrica. Las unidades se colocan en una base de hormigón de un metro, la cual aumenta la estabilidad de las unidades y también ayuda a reducir los niveles de ruido a 65 dBA (135 m) y 85 dBA (1 m).

Los proveedores, las empresas eléctricas y los usuarios finales tienen que responder, constantemente, con una necesidad cada vez mayor de energía confiable. Los proyectos eléctricos basados en pequeñas turbinas a gas, en el rango de 25 a 250 MW, pueden ser ubicadas e instaladas rápidamente, previo la emisión del permiso respectivo. Con soluciones transportables como las unidades SWIFTPAC se mantienen a bajos niveles la inversión en capital, gastos de operación, mantenimiento, y mano de obra, y se atiende a la demanda.