8 de abril 2014 – El Tribunal de Coyhaique, en Chile, ha rechazado una petición de distintos agentes sociales y ambientales contra la construcción de la central hidroeléctrica Cuervo, capaz de generar 640 MW una vez concluidas las obras.

El proyecto, que de acuerdo con Seenews se desarrollará en la región de Aysén, será ejecutado por Energía Austral, un consorcio formado por la empresa suiza Glencore y la australiana Origin Energy.

El tribunal ha ordenado a Energía Austral realizar estudios sobre riesgos sísmicos antes de iniciar los trabajos.

El consorcio pretende construir otras dos hidroeléctricas en Aysén, junto con las que se alcanzarían 1.065 MW.

Para más noticias de Latinoamérica.