9 de enero 2012 – Aneel, el regulador del sector energético de Brasil, ha aprobado el comienzo de las operaciones comerciales de la unidad de cuarta generación de la planta hidroeléctrica Estreito.

El anuncio fue confirmado por la productora energética brasileña Tractebel Energia, la cual es dueña del 40 por ciento del proyecto. Tractebel Energia es controlada asimismo por GDF Suez.

La planta está todavía en el proceso de construcción y está localizada entre los estados de Tocantins y Maranhao.

El proyecto tendrá ocho turbinas de 135,9 MW, lo que equivale a una capacidad total de 1.087 MW.

Para más noticias de Latinoaméra.