El parque termoeléctrico colombiano y la infraestructura asociada de transporte de combustible debieran tener un papel más decisivo a la hora de cubrir la demanda eléctrica hasta 2020, según expertos.

Las centrales térmicas están teniendo un papel determinante mientras el fenómeno climático de El Niño hace sentir su presencia.

Un plan ofifical indica que el consumo eléctrico y la demanda máxima de carga en un escenario medio crecerían 13  por ciento y 10  por ciento, respectivamente.

El pronóstico incluye la demanda de grandes usuarios, como Rubiales y Ecopetrol, y la proyectada interconexión con Panamá.