Por un corresponsal de Potencia

La noticia a principios de Junio que las empresas Endesa y Enel se encuentran lanzando un proyecto piloto en Brasil con el que pretenden exportar su modelo de telegestión ha dado fuerza a la instalación de contadores inteligentes en la región.

Los contadores inteligentes pretende explicar la electricidad que se consume a cada instante.

A través de la distribuidora Coelce, Endesa y Enel realizan la prueba piloto en ese país sudamericano con la solución de telegestión que Endesa está implantando en España.

Coelce, que se ha convertido en la primera compañía de Latinoamérica en utilizar la tecnología de telegestión para clientes residenciales, cuenta con más de 3 millones de clientes y con unas ventas de energía de 8.850 GWh en 2010.

Se han instalado ya 100 contadores inteligentes, cuya propiedad intelectual es de Enel Distribucion, en puntos de suministro y concentradores en la zona de Fortaleza, dijo Endesa en un comunicado de prensa.

Endesa ha explicado que el objetivo de este primer piloto en la región “es comprobar la operatividad técnica y compatibilidad de la solución tecnológica de telegestión, desarrollada por Enel y Endesa y basada en el modelo ya operativo en Italia, cuya fiabilidad ha sido probada tras la instalación de más de 30 millones de contadores”.

Paralelo a la instalación de los contadores inteligentes, se están desarrollando jornadas de formación a técnicos de Coelce y dos distribuidoras locales centradas en la instalación de los equipos en campo y en la operación del sistema de telegestión.

Latinoamérica todavía se encuentra en su infancia en el tema de la implementación de contadores inteligentes. Brasil es la primera nación que se encuentra en trámites para aprobar una regulación sobre la implantación de la telegestión, según el comunicado.

El modelo de telegestión en Latinoamérica que promueven estas compañías se basa en el trabajo que ha hecho Endesa en España. En ese país Europeo la compañía planea haber instalado 13 millones de nuevos dispositivos telegestionados para el final del año 2015.

Endesa está procediendo a la sustitución de los contadores de todos los clientes domésticos de la compañía que tengan una potencia contratada de hasta 15 kW por los nuevos telecontadores, agregó.

Endesa dice ser la primera compañía en España en tener en marcha un plan de sustitución masiva de contadores electrónicos. Enel ya ha instalado más de 30 millones de aparatos en Italia con notables beneficios tanto para los clientes como para la red eléctrica.

A pesar de los recientes esfuerzos de estas dos empresas europeas, el desarrollo del mercado de la telegestión en Latinoamérica ha sido lento y lleno de obstáculos, a pesar de que su promoción es vista como clave para promover la eficiencia energética.

Para entender el retraso en el mercado hay que entender los retos históricos de la región, asegura Alex Yu Zheng de Smartgrid.com. Latinoamérica, a pesar de sus vastos recursos naturales, no ha podido desarrollar industrias energéticas auto-sostenibles y seguras.

Según este experto, estos problemas se manifiestan en dos categorías: insuficientes incentivos para la exploración y desarrollo energéticos e insuficiente desarrollo de la demanda doméstica.

Como consecuencia de este problema histórico, asegura Yu Zheng, el mercado ha experimentado graves casos de manipulación de precios lo que causa interrupciones en las operaciones de los mercados, particularmente cuando se necesitan precios constantes a largo plazo para justificar el financiamento de proyectos que necesitan grandes inyecciones de capital como es el desarrollo de la telegestión.

Para que Centro y Sudamérica se abran al mercado de la telegestión y atraiga inversiones extranjeras, estos países tienen que demostrar su abilidad de manejar de manera eficiente un sistema eléctrica menos dependiente de subsidios estatales y abierto al mercado privado, según el autor.

Aunque resalta que hay iniciativas que apuntan a un desarrollo de una infraestructura a grande escala que abriría las puertas a la telegestión.

En Centroamérica, por ejemplo, se promueve un plan de integración conocido como Sistema de Integración Eléctrica para América Central o SIEPAC, que se desarrolla bajo la tutela del Pan Puebla Panamá. Se espera que este proyecto abone alrededor de US$590 millones en nueva inversión.

Este plan establecería un mercado de electricidad regional y un solo operador del sistema. Por su parte, el cono sur impulsa algo similar a través del sistema de integración energética IIRSA.

La transparencia y eficacia de ambos sistemas serán decisivas para que florezca un mercado de la telegestión en el futuro de Latinoamérica.

Para más noticias de Latinoaméra.