Tamazunchale sigue reforzando la importancia de las centrales térmicas

En 2007 se inauguràƒ³ la central de ciclo combinado màƒ¡s grande de México; sus efectos van màƒ¡s allàƒ¡ de incrementar la capacidad instalada de generaciàƒ³n en México

Por el momento México sigue siendo uno de los mercados donde no se ha producido una reforma en el sector eléctrico. Aunque el debate de la reforma se mantiene vivo desde hace aàƒ±os, no se producen avances. Aquellos que abogan por la apertura argumentan que es la àƒºnica forma que tiene el paàƒ­s para poder seguir creciendo su parque de generaciàƒ³n para poder atender las necesidades a futuro. A pesar de estas advertencias, México sigue contando con un mercado en expansiàƒ³n de su matriz de generaciàƒ³n de energàƒ­a eléctrica mayoritariamente propulsado por el sector privado que gracias a ciertos mecanismos legales otorgados por la Comisiàƒ³n Reguladora de Energàƒ­a (CRE) puede crear plantas generadoras que venden su energàƒ­a a la Comisiàƒ³n Federal de Electricidad (CFE).

Click here to enlarge image

El sector privado, pues, sigue participando activamente en el sector eléctrico mediante concesiones como Productores Independientes o como Auto Proveedores. En 2006, por ejemplo, CRE concediàƒ³ 90 permisos y ya maneja un total de 580. El sector privado ademàƒ¡s sumaba un parque de generaciàƒ³n de unos 20 GW a finales de 2006; a finales de ese mismo aàƒ±o México contaba con una capacidad de màƒ¡s de 50 GW.

Tanto el gobierno como las propias generadoras privadas, que recientemente estàƒ¡n siendo las encargadas de la mayor parte de la expansiàƒ³n de generaciàƒ³n, concuerdan en considerar a la energàƒ­a térmica con gas natural y a la tecnologàƒ­a de ciclo combinado como la clara alternativa para el crecimiento del parque generador en el futuro cercano. Se estima que para el 2012 el 41 por ciento del parque generador seràƒ¡ térmico utilizando gas natural; en 2006 este tipo de generaciàƒ³n contaba con una participaciàƒ³n de mercado del 36 por ciento.

El ciclo combinado màƒ¡s grande del paàƒ­s

A mediados de 2007 se inauguraba en México el ciclo combinado màƒ¡s grande del paàƒ­s y posiblemente el de mayor tamaàƒ±o de toda América Latina. Tamazunchale, como se conoce a esta planta de generaciàƒ³n, cuenta con una capacidad instalada de 1,135 MW y requiriàƒ³ una inversiàƒ³n por parte de Iberdrola, propietaria de la central, de 500 millones de dàƒ³lares. La planta tuvo un periodo de construcciàƒ³n de unos tres aàƒ±os.

Iberdrola, que se convirtiàƒ³ en la mayor empresa de generaciàƒ³n privada del paàƒ­s con unos 5.000 MW de capacidad instalada en el mercado, anunciaba su fuerte compromiso con el mercado mexicano siempre supeditado a que el gobierno siga ofreciendo las condiciones que se consideran favorables para el desarrollo de este tipo de proyectos. Y no sàƒ³lo se trata de contratos de compra a largo plazo para compra de la energàƒ­a eléctrica, sino el compromiso de que se invertiràƒ¡ en infraestructura en el paàƒ­s. En este sentido el Presidente de la naciàƒ³n anunciaba durante la inauguraciàƒ³n de la central su compromiso para invertir unos 5.000 millones de dàƒ³lares en el sector eléctrico y en otras infraestructuras indirectas pero vitales para este sector, como es una solida infraestructura de abastecimiento de gas natural.

La central es un claro referente de innovaciàƒ³n en ese mercado. La central utiliza cuatro turbinas a gas de General Electric (GE) 7FA de 165 MW cada una, dos turbinas a vapor del mismo fabricante modelo D11 de 60 Hz, seis generadores de enfriamiento de hidrogeno y cuatro generadores recuperadores de vapor. La central quema gas natural a una eficiencia del 56 por ciento. Iberdrola ademàƒ¡s firmàƒ³ un contrato de 25 aàƒ±os con GE para mantener la planta operando en optimas condiciones. Iberdrola parece apostar por este fabricante para sus plantas en este mercado, pues 4.000 MW de sus casi 5.000 MW utilizan equipos de este fabricante.

Iberdrola tiene un contrato de venta de energàƒ­a con CFE por un periodo, también, de 25 aàƒ±os. Este tipo de contratos a largo plazo son, sin duda, uno de los grandes atractivos de invertir en México. Se estima que durante la construcciàƒ³n del proyecto se emplearon a unas 2.500 personas.

Es importante destacar que esta central es la àƒºltima gran adiciàƒ³n al sistema que se espera en México ya que la siguiente central que deberàƒ­a entrar en operaciàƒ³n, el ciclo combinado ubicado en Baja California Presidente Juàƒ¡rez, no iniciaràƒ¡ operaciones hasta 2009 y aportaràƒ¡ una capacidad de 277 MW.

En la cartera de proyectos no comprometidos, existe la posibilidad de que a Tamazunchale le salga una hermana pequeàƒ±a: Tamazunchale II que contaràƒ­a con una capacidad instalada de 750 MW. Este proyecto se encuentra en proceso de estudio aunque su ubicaciàƒ³n ya ha sido aprobada en una localidad el noreste del paàƒ­s conocida como El Tepetate.

Ramificaciones del proyecto

Debido a la preferencia por parte de la CFE a licitar plantas que operen con gas natural y con tecnologàƒ­a de ciclo combinado, el mercado también se prepara para poder contar con la infraestructura necesaria para poder abastecer a estas centrales con este insumo.

En los àƒºltimos aàƒ±os el consumo de gas natural ha crecido significativamente. En los àƒºltimos 10 aàƒ±os su consumo ha crecido en màƒ¡s de un 80 por ciento impulsado por el sector de hidrocarburos y la industria de generaciàƒ³n eléctrica, que seguiràƒ¡ mostrando un apetito incremental por este insumo en los pràƒ³ximos 10 aàƒ±os. En 2006 el sector de la generaciàƒ³n de energàƒ­a eléctrica consumàƒ­a un 36,6 por ciento del total consumido en el paàƒ­s. Con la entrada de la central de regasificaciàƒ³n de Altamira en 2006 incrementaron las importaciones de gas natural, y esta central fue responsable por un 7,7 por ciento del total de las importaciones en dicho aàƒ±o.

México también cuenta con sus propias reservas de gas natural, cifradas en 47.403.000 millones de pies càƒºbicos de gas natural asociado y 15.642.000 de millones de pies càƒºbicos no asociado a principios de 2007, segàƒºn datos de la Secretaria de Energàƒ­a (SENER).

Por ello se siguen planeando inversiones en infraestructura de gas como son gasoductos y nuevas centrales regasificadoras de gas natural licuado para abastecer principalmente a las plantas generadoras asàƒ­ como el consumo industrial y residencial.

La central Tamazunchale requiriàƒ³, adicionalmente, esfuerzos en materia de construcciàƒ³n de nuevas làƒ­neas de transmisiàƒ³n y de gasoductos para poder trasladar el gas natural hasta la central térmica. En làƒ­neas de transmisiàƒ³n la central se conectàƒ³ al Sistema Eléctrico Nacional (SEN) para poder llevar la electricidad generada en la planta a otras regiones del paàƒ­s como Bajàƒ­o e incluso Cuidad de México. Tamazunchale ve pasar la làƒ­nea de transmisiàƒ³n eléctrica màƒ¡s larga del paàƒ­s con una longitud de 733 kilàƒ³metros y que inicia su recorrido en Altamiraà‚—donde se encuentra la central Altamira V y la planta regasificadora de gas licuadoà‚—, pasa por Tamazunchale y concluye en Querétaro.

La inversiàƒ³n para esta làƒ­nea de transmisiàƒ³n es de unos 104 millones de dàƒ³lares y presentàƒ³ una gran cantidad de retos de implementaciàƒ³n solventados por los ingenieros de la CFE.

Al recibir gas natural, el propio Tamazunchale se convierte en un punto estratégico para llevar gas natural a otras regiones del paàƒ­s. La CFE estàƒ¡ por licitar varios gasoductos durante 2008, uno de ellos debe partir de Tamazunchale y llegar a Palmillas o a Tulas. Este gasoducto tendràƒ­a una longitud de unos 150 kilàƒ³metros. La planta Tamazunchale recibe el gas de la central de regasificaciàƒ³n de gas natural ubicada en Altamira y que fue inaugurada el 30 de septiembre de 2006 mediante un gasoducto de 120 kilàƒ³metros y conocido como el gasoducto Cactus-San Fernando y cuenta con un diàƒ¡metro de 36 pulgadas.

Este gasoducto, operador por Pemex, fue vàƒ­ctima de un atentado terrorista perpetrado por Ejército de Popular Revolucionario (EPR) que obligàƒ³ a suspender el envàƒ­o de gas a Tamazunchale. Analistas del sector argumentan que de haber estado construido el gasoducto Cactus-San Fernando tanto la localidad como el ciclo combinado que lleva su mismo nombre no habràƒ­a visto interrumpido su suministro de gas natural.

Pero la infraestructura de gas planeada y que involucra a Tamazunchale no termina con dicho gasoducto, pues CFE, SENER, CRE y Pemex estàƒ¡n en conversaciones para la construcciàƒ³n de un futuro gasoducto que se iniciaràƒ­a en Tamazunchale y llegaràƒ­a a San Luis de la Paz y Aguascalientes. Esta gasoducto tendràƒ­a una longitud de 500 kilàƒ³metros y 30 pulgadas.

No posts to display