SunEdison está a punto de aplazar los planes de la alianza para desarrollar hasta 1.000 MW de energía eólica que pretendía lanzar junto con Gamesa en México e India.

Las negociaciones no han avanzado como se esperaba y el proyecto está ahora mismo congelado, según fuentes consultadas por El Economista.
SunEdison ha registrado una fuerte depreciación bursátil y ha pasado desde los casi US$ 10.000 de capitalización a apenas US$ 822 millones en menos de un año.

En esta situación, lo previsible es que el acuerdo acabe rompiéndose en las próximas semanas por los problemas de liquidez de la compañía estadounidense, según el periódico.