El proyecto SIEPAC sigue evolucionando para convertirse en uno de los proyectos de integración energética más significativos en Latinoamérica. La región centroamericana se verá ampliamente beneficiada por el mismo.

El 18 de mayo de 2006, la Junta Directiva de la Empresa Propietaria de la Red S.A. (EPR), en sesión realizada en Nicaragua, adjudicó la licitación pública internacional para la ejecución, mediante dos contratos llave en mano, de una línea de transmisión regional de 1.800 kilómetros, eje central del Sistema de Interconexión Eléctrica para los Países de América Central (SIEPAC).

Dicha infraestructura de transmisión estará en operación a finales del año 2008, permitiendo el desarrollo y consolidación del Mercado Eléctrico de América Central.

Antecedentes del proyecto

El Proyecto SIEPAC fue visualizado por los gobiernos centroamericanos y el de España en 1987. Los estudios realizados hasta 1995 demostraron las amplias oportunidades que tendría la región de llevarse a cabo una integración eléctrica mayor entre los países. En 1995 los gobiernos centroamericanos, el de España y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) acordaron proseguir con la ejecución del Proyecto SIEPAC, para lo que acordaron una cooperación técnica que permitiera desarrollar los estudios de factibilidad técnico-económicos, estudios de la empresa propietaria de la línea y la formulación de un Tratado Marco.

Una vez demostrada la bondad del Proyecto se dispuso establecer un mecanismo jurídico que comprometiera a los seis países a determinadas reglas comunes necesarias para asegurar el éxito del proceso. Dicho mecanismo fue plasmado como el Tratado Marco del Mercado Eléctrico de América Central, que fue suscrito por los Presidentes de los Países, en el año 1996, en Guatemala.

Un primer protocolo al mismo, fue suscrito en la Ciudad de Panamá, República de Panamá, en julio de 1997.

El Tratado Marco con su primer protocolo entró en vigencia el 18 de junio de 1998, una vez que fueron depositados los primeros instrumentos de ratificación en la Secretaría General del Sistema de la Integración Centroamericana (SG-SICA). Con la ratificación de Panamá, el 15 de diciembre de 1998, se completó la vigencia para los seis países.

El Tratado Marco tiene por objeto la formación y crecimiento gradual de un Mercado Eléctrico regional competitivo, basado en el trato recíproco y no discriminatorio, que contribuya al desarrollo sostenible de la región dentro de un marco de respeto y protección al medio ambiente, a través de líneas de transmisión que interconecten las redes nacionales y la promoción de proyectos de generación regionales.

La Empresa Propietaria de la Red S.A.

La Empresa Propietaria de la Red S.A., también conocida como la Empresa Propietaria de la Línea de Transmisión, S.A., constituida en Panamá, simboliza una alianza estratégica de las empresas accionistas con el objetivo principal de diseñar, financiar, construir, operar y mantener un sistema de transmisión de energía eléctrica regional, el cual interconectará los sistemas eléctricos de los seis países que integran la región centroamericana.

Descripción de la infraestructura de transmisión

La infraestructura del Proyecto SIEPAC consiste en la ejecución del Primer Sistema de Transmisión Eléctrica Regional que reforzará la red eléctrica de América Central (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá), que se describe a continuación:

Líneas de transmisión eléctrica a 230 kV de un circuito, con torres previstas para un segundo circuito futuro en la parte central de El Salvador, cercano a 180 Km, el doble circuito quedará de una vez habilitado.

La Línea SIEPAC se conectará a las redes nacionales de cada país mediante un total de 28 bahías de acceso en distintas subestaciones distribuidas en la región. Además se incluyen aproximadamente 300 MVAR de equipos de compensación.

Desde sus inicios, la infraestructura del SIEPAC ha sido concebida con una disponibilidad de fibras ópticas contenidas dentro de uno de sus hilos guarda del tipo OPGW. En la licitación adjudicada la cantidad de hilos de fibra óptica fue dimensionada en 12 fibras monomodo y 24 de dispersión desplazada.

Una parte de esta fibra óptica es necesaria para las necesidades propias de la operación y mantenimiento de la infraestructura de transmisión y crecimiento del sector eléctrico centroamericano, dejando un remanente para la Autopista Mesoamericana de Información (AMI) proyecto contemplado dentro del Plan Puebla Panamá, el cual está en etapa de estudios finales. Para este propósito ya se han suscrito Convenios de Interconexión de Fibras Ópticas con las empresas responsables de transmisión eléctrica de la región.

Los órganos regionales del mercado eléctrico

El Reglamento del Mercado Eléctrico de América Central fue aprobado por la Comisión Regional de Interconexión Eléctrica (CRIE) el 15 de diciembre del 2005, marcando un hito importante en el proceso de creación y consolidación de este Mercado.

La CRIE es el organismo regional, con sede en Guatemala, responsable de la regulación de este Mercado Eléctrico. Dentro de sus facultades está la de tomar las medidas para garantizar condiciones de competencia y no discriminación en el Mercado, imponiendo sanciones y aprobando tarifas por el uso del sistema de transmisión.

El Ente Operador Regional (EOR), organismo centroamericano con sede en El Salvador, es el responsable de la coordinación técnica- comercial del Mercado, asegurando que la operación y el despacho regional de energía sea realizado con criterio económico, procurando alcanzar niveles adecuados de seguridad, calidad y confiabilidad.

Fuentes de financiación del proyecto

Para contribuir al financiamiento del componente de infraestructura del Proyecto SIEPAC, el BID suscribió doce contratos de préstamo que totalizan 240 millones de dólares, con bajas tasas de interés-del uno al cinco por ciento anual-y largos plazos de entre 25 a 40 años.

Para dicho propósito, el BID asignó tres fuentes diferentes de recursos:

i) Fondo de Operaciones Especiales (FOE) hasta por cincuenta millones de dólares, distribuidos en dos créditos de veinticinco millones de dólares cada uno.

ii) Fondo Español de Quinto Centenario (SQ) hasta por la suma equivalente de setenta millones de dólares en euros, distribuidos en seis créditos, cuatro de diez millones de dólares y dos de quince millones de dólares.

iii) Facilidad Unimonetaria del Capital Ordinario del BID hasta por la suma de ciento veinte millones de dólares distribuidos en cuatro créditos de treinta millones de dólares cada uno.

Además, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) ha otorgado un crédito por cuarenta millones de dólares, con recursos provenientes del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y se encuentra analizando el otorgamiento de un segundo crédito de hasta cuarenta millones de dólares. Ambos créditos con plazos de 20 años y tasas de interés del orden del siete por ciento anual.

Por su parte, las empresas accionistas de EPR, se encuentran realizando aportes de capital hasta completar el costo total del proyecto, estimado en trescientos setenta millones de dólares.

Dimensiones del mercado eléctrico

Los países centroamericanos suman una potencia instalada de 8889,6 MW, parejamente distribuidos entre ellos, con una demanda máxima de 5951,6 MW. La generación neta de todos estos mercados es de 34.272,7 GWh.

Las transacciones internacionales de estos seis países alcanzarán niveles de los 6.000 GWh por año, lo que representa montos del orden de 350 a 400 millones de dólares por año.

Beneficios del proyecto

El beneficio de todos los habitantes de la región centroamericana es el principal objetivo de todos estos esfuerzos que se realizan. Esto se logrará de diferentes formas:

• Mejores oportunidades de aprovisionamiento al fomentarse la instalación de plantas de generación regional y las interconexiones de la región con México y Colombia, desarrollando en general a la industria eléctrica en la región.

• Menores precios de la electricidad, al reducirse los costos de operación del sistema, reducirse gradualmente las restricciones y lograrse competencia más amplia.

• Incremento en los niveles de seguridad, calidad y confiabilidad del suministro de la energía eléctrica en la región centroamericana, al convertirse en un sistema eléctrico más robusto y enmallado.

• Mayores índices de electrificación regional al disponerse de mayores opciones de suministro de electricidad.

• Atracción de nuevas inversiones en la región, compatible con los Tratados de Libre Comercio que se han suscrito, y que continuarán suscribiéndose.

• Integración y abaratamiento de las tecnologías de comunicaciones, asociadas a la fibra óptica, eje central de la Autopista Mesoamérica de Información (AMI).

Consideraciones finales

Dentro del Sistema de la Integración Centroamericana, los Estados de la región se encuentran avanzando en forma muy contundente e irreversible hacia la consolidación y crecimiento de un Mercado Eléctrico para beneficiar a 40 millones de habitantes, para lo cual se encuentran realizando fuertes inversiones en los sistemas de transmisión con visión de conjunto, con miras a facilitar la instalación de plantas de generación regional.

Además de la ampliación del mercado, se ha incrementado en forma importante la seguridad jurídica y regulatoria, que facilita la participación del sector privado particularmente en las adiciones de generación.

Empresa Accionista País % de Acciones
INDE Guatemala 12.5%
CEL-ETESAL El Salvador 12.5%
ENEE Honduras 12.5%
ENTRESA Nicaragua 12.5%
ICE -CNFL Costa Rica 12.5%
ETESA Panamá 12.5%
ENDESA Internacional España 12.5%
ISA Colombia 12.5%