Santo Antonio Energía, operador de la central hidroeléctrica San Antonio, en Brasil, recurrirá una decisión de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) que le obliga a pagar compensaciones por fallos en el funcionamiento de sus turbinas.

Según la revista brasileña ‘Valor Económico’, Santo Antonio alega que el Operador Nacional del Sistema Eléctrico (ONS) no le autorizó para utilizar las turbinas a pleno rendimiento durante unas inundaciones. Santo Antonio sostiene asimismo que el ONS le exigía generar energía sin permitirle aplicar la mejor estrategia para alcanzar el mayor potencial de generación posible.