La eléctrica pública uruguaya UTE rescindirá los contratos con la empresa argentina Industrias Metalúrgicas Pescarmona (Impsa) por el incumplimiento por parte de ésta de los plazos de ejecución de tres proyectos eólicos que sumarían 65 MW.

Es la primera vez que UTE rescinde un contrato de compra de energía eólica, informa el diario uruguayo ‘El País’.

Impsa solicitó una prórroga y presentó tres potenciales nuevos inversores para financiar los proyectos. Sin embargo, UTE no aceptó la propuesta.

UTE ejecutará el cobro de la garantía establecida en caso de incumplimiento del contrato, que oscila entre cuatro y cinco millones de dólares.