Nueva central geotérmica

 

Nueva central geotérmica

La empresa de origen israelí, Ormat, generará 20 MW de energía eléctrica mediante una planta geotérmica ubicada en Amatitlán.

El calor para la generación de este energía provendrá del volcán Pacaya. La energía generada por esta planta será adquirida por Instituto Nacional de Electrificación (INDE).

La construcción de esta central requirió de una inversión de 60 millones de dólares.

Guatamala

 

BID aprobó US$400.000 para preparación de nuevos proyectos

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunció la aprobación de un financiamiento de 400.000 dólares de su Fondo de Infraestructura (InfraFund) destinado a estudios de factibilidad para apoyar el desarrollo de pequeñas y medianas centrales hidroeléctricas en Guatemala.

Estos recursos apoyarán la labor del Instituto Nacional de Electrificación (INDE) como vehículo para la preparación de proyectos para incrementar tanto la participación del sector privado como la formación de asociaciones público-privadas, a fin de aumentar el número de proyectos hidroeléctricos financiables que sean técnica, social, económica, financiera y ambientalmente sustentables.

Este programa de impulso al desarrollo de pequeñas y medianas centrales hidroeléctricas, además de promover la diversificación de la matriz de electricidad guatemalteca utilizando recursos renovables, contribuirá, entre otros aspectos, a impulsar el desarrollo rural y a incentivar la participación de la comunidad en proyectos energéticos.

Los recursos del BID contribuirán al financiamiento de servicios de consultoría para llevar estos proyectos a su etapa de concreción. La iniciativa analizará los proyectos de una lista corta existente y seleccionará aquellos que se buscará llevar a la fase de factibilidad. Los estudios abarcarán el análisis de la información y visitas a los sitios; realización de estudios topográficos, hidrológicos, geológico-geotécnicos y de riesgo sísmico; estudios socio-ambientales preliminares para cada proyecto; prediseños hidráulicos de las obras; análisis de costos y beneficios y análisis económicos y financieros.

Iniciada generación eléctrica en Nicaragua con apoyo de Venezuela

La colaboración de Venezuela en materia de suministro eléctrico comenzó a ser una realidad tangible para los nicaragüenses, desde el pasado 20 de febrero, cuando entró en operación el primer grupo electrógeno provisto por la República Bolivariana. Estos equipos, situados en la planta Las Brisas, suman una capacidad de generación de 15 MW y vienen a subsanar parte de las graves debilidades del sector eléctrico de Nicaragua. Adicionalmente, estaba “previsto que a finales de marzo se generen otros 45 MW desde la planta Los Brasiles, ubicada en Managua y, en una segunda etapa del proyecto, se instalen equipos para la generación de 60 MW adicionales”, informó Alejandro Granado, presidente de PDV Caribe y vicepresidente de Refinación de PDVSA. En total, los 120 nuevos MW a producir cubrirán alrededor de 30 por ciento de la demanda del país. Este proyecto implica la entrada en funcionamiento de 32 nuevas plantas eléctricas.

México

 

La española Unión Fenosa se adjudicó el concurso para la construcción y operación de una central de ciclo combinado en México, denominada Norte I, en el Estado de Durango. En la nueva planta e instalaciones complementarias se invertirán aproximadamente 400 millones de dólares y tendrá una capacidad de 450 MW.

El plazo de construcción para esta instalación es de 24 meses. Las obras comenzarán en junio de este año, por lo que entrará en operación comercial en junio de 2009, bajo el esquema de Productor Externo de Energía (PEE). Mediante esta figura, la empresa cuenta con un contrato de venta de energía con la Comisión Federal de la Electricidad (CFE) por un periodo inicial de 25 años.

Con esta central de ciclo combinado, la empresa aumenta su capacidad de generación de energía eléctrica a 2.000 MW en México. La central Norte I se convierte en la cuarta planta de ciclo combinado operada por el grupo después de Hermosillo, Tuxpan y Naco Nogales, con una potencia total instalada de 1.550 MW.

La central de Hermosillo, ubicada en el Estado de Sonora y con una potencia instalada de 250 MW, entró en operación comercial en octubre del 2001. El ciclo combinado de Tuxpan, de 1.000 MW, fue el segundo ciclo que puso la empresa en operación en México después de Hermosillo.

La central de Naco-Nogales, situada en Agua Prieta, en el Estado de Sonora, entró en operación en 2003 y tiene una capacidad de 300 MW.

Hidroeléctrica El Cajón supera con éxito primeras pruebas

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció la extensión del Certificado de Aceptación Provisional por la primera unidad turbogeneradora, de acuerdo con las cláusulas previstas en el Contrato celebrado con Constructora Internacional de Infraestructura, S. A. de C. V. (CIISA), subsidiaria de Empresas ICA, S. A. B. de C. V., para la construcción del proyecto hidroeléctrico El Cajón, en Nayarit.

La Aceptación Provisional es resultado de concluir las pruebas de operación previstas en el Contrato:

– prueba de rechazo de carga al 25 por ciento,
– Prueba de rechazo de carga al 50 por ciento,
– prueba de rechazo de carga al 75 por ciento,
– prueba de rechazo de carga al cien por cien,
– pruebas de 200 horas de funcionamiento ininterrumpido,
– frecuencia, pruebas de sincronización, entre otras.

De estea forma se dio inico a la operación comercial al generar 375 MW.

CFE efectuó a CIISA el primer pago por 525 millones de dólares. Este pago ha sido financiado por CFE en parte a través de una emisión de Certificados Bursátiles a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), y en parte mediante la colocación privada en dólares con inversionistas extranjeros. Estos dos financiamientos son a plazo de 30 años.

Cabe señalar que con esta emisión, CFE se convierte en la primera empresa en emitir Certificados Bursátiles a plazo de 30 años para financiar infraestructura.

El proyecto hidroeléctrico El Cajón es la primera hidroeléctrica financiada a través de un esquema de Obra Pública Financiada.