Brasil sigue a la espera de unas nuevas reglas del juego que satisfagan a los inversionistas. Cuanto más tarde el gobierno, más difícil será convencer a la comunidad internacional a tiempo antes de que se produzca una nueva crisis

En una nueva edición de PowerGen América Latina celebrada en Sao Paulo, Brasil, Rafael Mauro Comino, gerente ejecutivo de energía de Petrobras, dijo que se podía esperar una nueva crisis energética en el país a partir del 2005 ya que no existen proyectos de gran envergadura después del 2004.

Los asistentes concordaron que el usuario brasileño reacciona muy rápido a la hora de incrementar la demanda cuando la economía muestra signos de recuperación, algo que ha estado sucediendo.

Al revés que la demanda se ajusta a gran velocidad durante la crisis, la oferta reacciona con mayor lentitud, especialmente porque las inversiones en nuevos proyectos son escasas y sólo se necesita una estación poco lluviosa para desestabilizar la oferta de energía en el país.

La realidad del mercado energético de Brasil depende en gran medida de las nuevas reglas del juego establecidas por el Ministerio de Minas y Energía (MME) y que deben estar listas y presentadas al tiempo que Potencia va a imprenta.

Según Comino, la situación está en un punto en el que las nuevas inversiones son injustificables ante los inversionistas, especialmente cuando hay proyectos termoeléctricos que están totalmente paralizados.

El propio Petrobras predica en este sentido con el ejemplo. Durante el año 2002 la empresa invirtió en gas y energía 243,8 millones de dólares, mientras que desde inicio de año la inversión se ha quedado en tan sólo un millón de dólares.

Nada apunta a que de aquí a final de año Petrobras tenga ninguna intención de aumentar su inversión.

En su último reporte trimestral Petrobras mostró pérdidas en su área de energía y gas por debajo a las experimentadas durante el mismo periodo el año anterior.

Aún así, para el periodo que va desde enero a septiembre las pérdidas fueron un 15 por ciento superiores a las obtenidas durante esos nueve meses en el 2002.

En el caso de Petrobras son cinco los proyectos de energía térmica que están parados y dos en construcción que la empresa espera estén listos para febrero y diciembre del 2004 respectivamente. Los sietes proyectos tendrían en conjunto una capacidad instalada de 2.425 MW.

Y como Petrobras es la norma y no la excepción, Rafael Heztberg, director de Interact Consultoría de Energía, advirtió a los grandes consumidores industriales sobre la necesidad de buscar maneras alternativas para satisfacer su demanda energética.

Heztberg dijo que la cogeneración y las energías renovables pueden ser una solución para este segmento de empresas consumidoras de energía.

Comino, aunque está de acuerdo en el aumento de proyectos de cogeneración, dijo bien claro que estos no son la solución a la situación actual del país.

Otros asistentes al evento también tuvieron algo que decir en cuanto a las causas de la actual situación. Para Claudio Sales, presidente de la Cámara Brasileña de Inversionistas de Energía Eléctrica, el problema de la actual situación de brasil se debe a los propios precios de la energía en el país.

Mientras Eric Westberg, presidente de la Asociación Brasileña de Productores Independientes de Energía Eléctrica, dijo que en la industria había dos mercados, el corto y largo plazo. Instó dejar de pensar en el corto ya que es demasiado “volátil” y el mercado debe concentrarse en el largo que ofrece la solución que daría estabilidad a Brasil en materia energética.

La discusión en Brasil parece no tener descanso en una sociedad donde absolutamente todo se debate hasta el consenso.

Hasta ocho asociaciones relacionadas con la producción de energía se dieron cita en PowerGen y fue precisamente José Geraldo dos Santos, presidente de la Asociación Brasileña de Concesionarias de Energía Eléctrica quien dijo: “el problema en Brasil es que parece que la discusión nunca termina”.

noticias

Argentina: El gobierno del país pretende reactivar la obras de finalización de la central nuclear Atucha II, cuya construcción quedó bloqueada hace 10 años. El costo mensual de tener a la planta a medio completar le está costando a la administración un millón de dólares mensuales en mantenimiento. La intención es terminar la planta nuclear en los próximos cuatro años e invertir 480 millones de dólares. El total invertido en la planta es de 2.600 millones de dólares.

Brasil: El gobierno brasileño aprobó el programa Luz para Todos que tiene como objetivo llevar electricidad a más de 12 millones de habitantes, 10 de los cuales se encuentran en áreas remotas, para el 2008. El proyecto contará con 2.400 millones de dólares, de los cuales 1.830 millones vendrán de la administración y el resto de los gobiernos estatales y empresas privadas. El presidente de la nación pidió al resto de gobernadores que no dejen que este proyecto se paralice por culpa de disputas políticas.

Brasil: Petrobras anunció que invertirá 5.000 millones de dólares entre el 2004 y el 2007. La mayoría de la inversión, el 85 por ciento, se concentrará en Brasil y el resto entre los ocho países donde Petrobras tiene filiales. Argentina será el país en el extranjero donde se destinarán más recursos. En ese país Petrobras espera invertir una media de 400 millones de dólares anuales durante ese período. Petrobras ya invirtió alrededor de 2.000 millones de dólares en ese país donde destinó algo más de la mitad a la adquisición de Pecom.

Bolivia: El reciente descubrimiento de gas en las cercanías de Sao Paulo aumentará las reservas de gas del país de ocho trillones de pies cúbicos (TPC) a 40, cercano a la cifra boliviana. Aunque este gas no estará disponible de forma comercial hasta dentro de por lo menos seis años en el caso más optimista, empresas como Petrobras ya han anunciado que negociarán a la baja, que podría ser de hasta un 10 por ciento, su contrato con Bolivia que le obliga a comprar 14 millones de pies cúbicos diarios.

Ecuador: Luego de 10 años de espera el Presidente Lucio Gutiérrez inauguró la construcción del proyecto hidroeléctrico San Francisco, que tendrá una potencia instalada de 3.451 MW. El proyecto necesita de una inversión de 306 millones de dólares a ser financiados por el Gobierno y el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social brasileños (243 millones entre ambos), y a través de los accionistas de la concesionaria Hidropastaza, formada por Hidro Agoyán y Odebrecht.

Chile: “Una fuerte ofensiva en materia de fomento al desarrollo y uso de las energías renovables como fuentes de generación, tanto a pequeña como a mediana y gran escala, es el desafío en que está comprometido el Gobierno de Chile en los próximos años”. Así lo señaló el Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía, CNE, Luis Sánchez Castellón. Chile está en conversaciones con varios países de la Unión Europea para el desarrollo de energía eólica y geotermal en el país. Chile se suma a la larga lista de países en la región donde las fuentes de energía renovable empiezan a ganar en protagonismo.

México: La reforma del sector se encuentra en un punto muerto. El Secretario de Energía aseguró que debe darse certeza jurídica a aquellas empresas que invierten en el sector lo que significa realizar algunos cambios en la Constitución del país. Además, dijo que deben fortalecerse las facultades del Estado para el despacho, transmisión y distribución, marcar tarifas, asegurar los pagos de la CFE e impulsar el uso de energías renovables.

Guatemala: Dos años han tardado en ponerse de acuerdo la comunidad de San Isidro Chamac y el Instituto Nacional de Electrificación (INDE) para la construcción de una línea de transmisión eléctrica de 60 megavoltios La Esperanza. Gracias a este acuerdo 22 comunidades podrán contar con servicio eléctrico y otras tantas no se verán afectadas por cortes en el tendido.

Perú: La explotación del gas de Camisea para la exportación y para la generación de energía eléctrica supondrá en el 2007 un ahorro en las tarifas del siete por ciento para los usuarios industriales y un tres por ciento para los residenciales. Además la exportación de gas ahorrará 220 millones de dólares en el 2007.

Venezuela: El Ministro de Energía y Minas, Rafael Ramírez, anunció que se iniciarán los trabajos de constru-cción de la interconexión eléctrica de la zona centro occidental del país. La inversión del proyecto será de unos 1.000 millones de dólares y contará con recursos de PDVSA-GAS. El gas que se transportará permitirá reactivar las centrales Pequiven y El Tablazo.

Venezuela: La administración descarta que el país pueda sufrir una crisis energética ya que se están destinando 750 millones para cubrir las necesidades del país en el corto y mediano plazo. La energía está garantizada por lo menos hasta el 2007 gracias a las centrales hidroeléctricas y térmicas que se han puesto en marcha este año y que se pondrán durante todo el 2004.