La empresa peruana Grupo Palmas ha puesto en funcionamiento una planta de energía de biogás a partir de las aguas residuales del proceso de producción de aceites, de 1.900 kW, según reportes de prensa.

La planta tiene una inversión estimada US$ 2.9 millones y dos años de construcción.

La empresa ha dicho que “este proyecto se encuentra dentro de la línea del protocolo de Kioto, el cual nos encamina a poder emitir créditos de carbono”.

El Grupo Palmas es una empresa agroindustrial dedicada al cultivo de la palma aceitera y el cacao.

Para el proceso de obtención del biogás, las aguas residuales son limpiadas en una planta de tratamiento con microorganismos.