4 de agosto 2010 – El crecimiento económico que Perú está experimentando trae consigo un importante aumento de la demanda de energía eléctrica. Perú tiene una geografía idónea para la generación de electricidad a través de medios no contaminantes, y varias empresas extranjeras están dispuestas a aprovecharla.
 
Una firma israelí, Israel Corp., invertirá unos EUR570m (US$745m) en la construcción de la planta hidroeléctrica de Cerro del Águila, en los Andes. Según Reuters, su producción será de 400 MW y deberá estar operativa en 2015.
 
A principios del mes pasado, la operadora de redes Española Red Eléctrica de España, junto con AC Capitales, un fondo de inversión peruviano, logró obtener la conseción para construir la línea de transmisión de energía Tintaya-Socabaya que genera 200 kV.
 
El vínculo de conectividad traerá beneficios a las ciudades de Cusco y Arequipa y se espera que tenga su construcción tenga un costo total de EUR30m ($39.6m).