El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció recientemente que la Termoeléctrica del Sur, localizada en el departamento de Tarija, recibirá nuevas turbinas para facilitar la exportación de energía a Argentina.

El mandatario indicó que la ampliación de la central permitirá que ésta alcance una generación de 480 MW. La demanda existente en Tarija es de sólo 60 MW, luego el excedente será destinado a ventas al extranjero.

El diario boliviano ‘La Razón’ señala que el transporte de energía se realizará entre la localidad boliviana de Yacuiba y la argentina de Tartagal mediante una línea de 100 kilómetros.