20 de julio 2011 – Chile explora la posibilidad de instalar centrales hidroeléctricas de menor capacidad para diversificar la matriz eléctrica nacional, reporta Noticias Financieras.

Los planes responden también a un incremento constante en el uso de energía en el país.

El potencial de dichas unidades podría presentar una capacidad instalada de 10 mil MW, que equivale a casi cuatro veces la capacidad de HidroAysén, de acuerdo a la Asociación de Pequeñas y Medianas Centrales Hidroeléctricas.

Según el reporte, Chile tiene caudales y caídas de agua aptas para estas centrales, que por lo general no requieren embalses.

Pero aunque la energía de las minihidroeléctricas es limpia y son más baratas a instalar, la demora en la tramitación ambiental y permisos sectoriales podrían ser un obstáculo para su desarrollo.

Para más noticias de Latinoaméra.