México enfrenta retos para potenciar la energàƒ­a renovable

México tiene gran potencial para promover proyectos renovables gracias a su vasto territorio, sin embargo, no ha podido todavàƒ­a fomentar el aprovechamiento de sus fuentes renovables. Esto pese a grandes esfuerzos llevados a cabo durante la àƒºltima década.

El paàƒ­s latinoamericano ha puesto leyes y metas para promover el desarrollo de la energàƒ­a renovable pero ya encuentra grandes retos como la meta del 35 por ciento en lo que respecta a la generaciàƒ³n de electricidad basada en fuentes no fàƒ³siles para el aàƒ±o 2024.

Hay también limitaciones tecnolàƒ³gicas que impiden la estimulaciàƒ³n ràƒ¡pida de la inversiàƒ³n y la modernizaciàƒ³n tecnolàƒ³gica en el àƒ¡mbito de las energàƒ­as renovables.

Segàƒºn un informe de PricewaterhouseCoopers (PwC), iniciativas como la creaciàƒ³n del sistema de Certificados de Energàƒ­a Limpia (CEL), que entraràƒ¡ en funcionamiento en dos aàƒ±os, ayudaràƒ­an a satisfacer las metas fijadas.

Hay también planes de ampliar la sobrecargada red de làƒ­neas de transmisiàƒ³n para ayudar a la interconexiàƒ³n de proyectos renovables, y existe una mayor dotaciàƒ³n de fondos pàƒºblicos destinados a intensificar la tarea investigadora en este campo. Segàƒºn analistas, estos dos esfuerzos podràƒ­an ayudar a que se cumplan las metas establecidas por la ley.

Sin embargo, hay quienes todavàƒ­a dudan los posibles resultados concretos, sobre todo si se tiene en cuenta que en México se tendràƒ¡ que instalar unos 18.000 MW de energàƒ­a limpia a lo largo de los pràƒ³ximos tres aàƒ±os. Esto con el objetivo de llegar a 2018 con una participaciàƒ³n de las renovables en la matriz energética del 24,9 por ciento, lo que representaràƒ­a un paso importante para alcanzar las metas fijadas por la ley.

Los expertos coincides que los CEL seràƒ¡n un instrumento clave para llegar a la meta del 35 por ciento de energàƒ­a renovable para el aàƒ±o 2024.

Estos serviràƒ¡n para asegurar el ingreso en el sistema eléctrico de un volumen concreto de energàƒ­a procedente de fuentes renovables.

Este requisito se ha definido como una “proporciàƒ³n del total de energàƒ­a eléctrica consumida en los centros de carga” que tendràƒ¡ que definir el regulador y cuya cuantàƒ­a aumentaràƒ¡ gradualmente cada tres aàƒ±os.

Este mecanismo constituiràƒ¡ ademàƒ¡s un mercado de compraventa de certificados para que suministradores y usuarios puedan cumplir de forma razonable con las disposiciones de la normativa, amén de evitar las elevadas multas que acarrearàƒ¡n las hipotéticas infracciones.
Si las compaàƒ±àƒ­as no logran alcanzar los porcentajes establecidos de energàƒ­as limpias, los podràƒ¡n adquirir en el mercado secundario los bonos necesarios que les permitan satisfacer las exigencias de la ley.

Esto garantizaràƒ¡ mayores incentivos para los productores de energàƒ­a renovable porque ademàƒ¡s de vender su electricidad en un nuevo mercado de libre competencia, podràƒ¡n obtener màƒ¡s ingresos con la emisiàƒ³n de estos certificados.

Esta estrategia podràƒ­a dar como resultado una sustancial reducciàƒ³n de costes que elevaràƒ­a la competitividad de estas tecnologàƒ­as y atraeràƒ­a mayores cotas de inversiàƒ³n en la industria renovable, segàƒºn expertos.

México ya ha elaborado las làƒ­neas maestras que serviràƒ¡n de base para el diseàƒ±o del futuro mercado de CEL que comenzaràƒ¡ en 2018, ademàƒ¡s de fijar en el 5 por ciento el requisito de consumo eléctrico a partir de fuentes renovables que tendràƒ¡n que satisfacer los suministradores y los usuarios calificados del nuevo mercado, asàƒ­ como los usuarios finales.

Al comparar los ambiciosos objetivos que ha establecido la administraciàƒ³n mexicana para la pràƒ³xima década en lo que respecta a la generaciàƒ³n de energàƒ­a renovable. Todavàƒ­a existe una reducida participaciàƒ³n que actualmente tienen estas tecnologàƒ­as en la matriz energética del paàƒ­s “alrededor del 6 por ciento.

Por lo tanto, no sorprende que haya cada vez màƒ¡s voces exigiendo una mayor concreciàƒ³n de las polàƒ­ticas pàƒºblicas, asàƒ­ como la concepciàƒ³n de nuevas leyes destinadas a impulsar definitivamente el sector de las renovables.

Todavàƒ­a queda mucho por hacer.

No posts to display