17 de octubre 2013 – La Agencia Nacional de Energía Eléctrica de Brasil (Aneel) ha autorizado recientemente la entrada en funcionamiento de varios parques eólicos que suman una potencia instalada de 1,2 GW. Sin embargo, esa producción se encuentra actualmente sin líneas de transmisión.

Las centrales eólicas se encuentran en el estado de Rio Grande do Norte, y entre ellos destacan la de Asa Branca, de 160 MW, y la de Calango, de 150 MW.

La empresa estatal Companhia Hidroeletrica do São Francisco (Chesf) es la responsable de la construcción de las líneas de transmisión, pero aún se desconoce cuándo estarán listas, indica Energías Renovables.

Para más noticias de Latinoamérica.