9 de noviembre 2010 – Una de las últimas actividades en la agenda del ex-presidente Luiz Inacio Lula da Silva fue la inauguración de seis pequeñas centrales hidroeléctricas en el estado de Goias, como parte de la estrategia de dar un impulso al desarrollo interno del país, de acuerdo a un reporte de la agencia de noticias EFE.
 
Los seis proyectos suman una inversión de 2.900m de reales ($1.720m) y alcanzan una potencia de 645 MW, según cifras oficiales.
 
La inauguración que la energía hidroeléctrica “es mucho más que una energía renovable” porque “trae el progreso y el desarrollo a la región”, declaró a periodistas el ministro de Minas y Energía, Marcio Zimmerman.
 
El gobierno brasileño pretende que con la implementación de este tipo de centrales pequeñas aumentar la capacidad energética de las ciudades del interior del país, las menos desarrolladas económicamente, para atraer inversiones, dijo el director de construcción de la empresa energética estatal Furnas, Marcio Porto.
 
Para más noticias de Latinoaméra.