28 de julio 2010 – América Central depende en gran medida del petróleo para generar electricidad, según informa IPS. La excepción es Costa Rica, cuya producción proviene en un 80 por ciento de hidroeléctricas. En Honduras, el 50 por ciento de la electricidad procede del petróleo; en Nicaragua, el 70 por ciento.
 
La presidenta de la Asociación Hondureña de Pequeños Productores de Energía Renovable, Elsia Paz, destacó que entre 2010 y 2016 Honduras invertirá unos EUR1,6bn (US$2,1bn) en 52 proyectos hidroeléctricos para mejorar el suministro energético a zonas rurales y no depender del petróleo.
 
En Nicaragua se encuentra en construcción la central de Tumarín, con una capacidad de generación de 220 MW. Y en El Salvador, la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional financiará con EUR1,1m un plan de energías renovables.
 
La producción energética a través de fuentes renovables es de tal importancia que el magnate mexicano Carlos Slim ha apoyado crear un impuesto que grave las emisiones de carbono, informa Notimex.