Las condiciones meteorológicas registradas recientemente en Argentina, con fuertes lluvias y notable aumento de las temperaturas, han causado cortes eléctricos en el país. Por ello, el gobierno se ha visto forzado a importar 580 MW de energía al vecino Uruguay.

Según el diario argentino ‘La Nación’, las compras de electricidad a Uruguay son cada vez más habituales. El director nacional de Energía, Ramón Méndez, indicó que el precio puede ascender hasta los 300 dólares por MW/h.

La distribuidora Edenor prevé que durante el verano austral no haya cortes en el suministro eléctrico si las temperaturas se mantienen en niveles “razonables”.