18 de enero 2011 – Una nueva ley forza a las compañía chilenas con capacidad de generar más de 200 MW de energía a producir por lo menos 10 por ciento de energía renovable, una movida que se espera le de un gran empuje al sector en ese país sudamericano.
 
La legislación, conocida como la ley 20.257, se aprobó en el 2008 y entró en vigor tan solo el año pasado con una obligación gradual planteada en un 5 por ciento  hasta 2014 inclusive, y con aumentos anuales a partir de allí del 0,5 por ciento, con el objetivo de alcanzar la meta prevista del 10 por ciento para 2024, report Energías Renovables.
 
El gobierno espera que la generación de energía renovable incremente de tan solo el 1.6 por ciento actual a un 8 por ciento.
 
Para más noticias de Latinoaméra.