Endesa Chile, la principal productora de energía del país andino, logró en 2014 un beneficio neto de 557,5 millones de dólares, lo que supone un 5 por ciento menos que el año anterior.

El descenso se debe a la paralización del megaproyecto hidroeléctrico de HidroAysén y el termoeléctrico de Punta Alcalde, informa Efe.

Los ingresos de Endesa Chile, filial de la italiana Enel, se incrementaron un 21 por ciento en 2014, alcanzando los 4.000 millones de dólares. Sin embargo, las provisiones realizadas para HidroAysén y Punta Alcalde causaron la bajada del beneficio neto de la empresa.