La Isla Energética

Por redacciàƒ³n Potencia

La primera “isla energética” podràƒ­a estar operativa en 2020 como apoyo a paàƒ­ses con una dependencia en energàƒ­a eàƒ³lica

Recientemente ha aparecido en la terminologàƒ­a del mercado de la generaciàƒ³n eléctrica un nuevo concepto conocido como “Isla Energética”, al que debemos empezar a acostumbranos pues parece ser parte del futuro de algunas naciones industrializadas y, quien sabe si también, de mercados emergentes como los latinoamericanos.


Reproducciàƒ³n por computador de la isla de Michaelis
Click here to enlarge image

Las islas energéticas vienen planteadas desde dos posiciones diferentes. La primera proviene de la empresa de ingenieràƒ­a Kema Consulting que propone la creaciàƒ³n de una especie de lago para guardar energàƒ­a para cuando los molinos de viento no estén rindiendo a su nivel normal. Es decir, estas islas vienen a cubrir posibles vacàƒ­os energéticos en mercados que en el futuro sobre dependan de la energàƒ­a eàƒ³lica. Uno de los paàƒ­ses donde se espera que estos suceda en el 2020 es Holanda, de ahàƒ­ que el estudio de Kema se haya centrado en este paàƒ­s para realizar su estudio que ha sido financiado por las empresas privadas de energàƒ­a Delta, Eneco, Nuon, E.ON Benelux, EPZ, Essent y TenneT, y con el subsidio de We@Sea Foundation.

Segàƒºn los càƒ¡lculos de la consultora, la inversiàƒ³n para llevar a cabo este proyecto rondaràƒ­a los 3.000 o 3.500 millones de euros. La isla estaràƒ­a ubicada a unos 30 kilàƒ³metros de la costa holandesa con aguas de una profundidad màƒ­nima de 20 metros. La isla tendràƒ­a una longitud de seis kilàƒ³metros de largo por cuatro de ancho. Otros paàƒ­ses que estiman una importante inclusiàƒ³n de la energàƒ­a eàƒ³lica en el futuro, como el Reino Unido, también han mostrado interés por este tipo de soluciàƒ³n como parte de su futuro parque de generaciàƒ³n.

Kema propone que en lugar de seguir construyendo grandes centrales térmicas se considere la inversiàƒ³n en este tipo de almacenaje energético, pues en combinaciàƒ³n con una elevada capacidad eàƒ³lica proporciona importantes ganancias medio ambientales.

La “isla energética” propuesta por Kema funciona parecido a una central hidràƒ¡ulica donde un lago artificial se vacàƒ­a de agua cuando hay sobre abundancia de energàƒ­a y se llene de agua cuando hay escasez, provocando el movimiento de las turbinas generadoras durante su llenado. Segàƒºn los estudios de Kema, estas islas, podràƒ­an ofrecer durante 12 horas la capacidad de una central de 1.500 MW.

Por otro lado, el inventor Dominic Michaelis propone un concepto revolucionario por el cual una isla energética aprovecharàƒ­a en simultàƒ¡neo las corrientes marinas, la energàƒ­a solar y la eàƒ³lica (ver foto) para generar energàƒ­a eléctrica.

Michaelis, conocido por proponer otros inventos energéticos en el pasado, comenta que en el campo de ocean thermal energy conversion (OTEC)ࢀ”que aprovecha la diferencia de temperatura de la superficie del agua y las profundidades para generar energàƒ­aࢀ” no se estaban produciendo avances significativos, por lo que pensàƒ³ sobre càƒ³mo otras fuentes de energàƒ­a que abundan en los océanos podràƒ­an ser aprovechadas. La isla energética de Michaelis, ideada conjuntamente con su hijo, contaràƒ­a con una superficie de 600 metros. En su centro se encontraràƒ­a una central OTEC, y en el resto se incorporaràƒ­an paneles solares y molinos de viento. Ademàƒ¡s, turbinas marinas aprovecharàƒ­an la actividad alrededor de la “isla” para generar capacidad adicional. La capacidad de una de estas islas seràƒ­a de 250 MW y requeriràƒ­an una inversiàƒ³n de 600 millones de dàƒ³lares.

La idea central es desarrollar OTEC utilizando la energàƒ­a de los paneles y los molinos como soporte para este sistema. Las islas energéticas de Michaelis trasladaràƒ­an su energàƒ­a a tierra mediante cables submarinos. Otra alternativa, seràƒ­a la creaciàƒ³n de hidrogeno con vapor de agua para ser luego transportado en barco a tierra para producir energàƒ­a mediante fuel cells.

Michaelis, en su afàƒ¡n de inventor y comercializador de sus propias creaciones va màƒ¡s allàƒ¡ en sus proyecciones sobre el uso de estas centrales flotantes de energàƒ­a renovable. Mediante la formaciàƒ³n de un archipiélago de estas islas se podràƒ­a incrementar su capacidad, aprovechar sus emisiones de gases de efecto invernadero para la producciàƒ³n de alimentos y 300.000 galones de agua potable diarios por megawatt, la construcciàƒ³n de un pequeàƒ±o puerto e incluso un hotel para turistas.

Difàƒ­cil predecir el futuro de estas iniciativas, especialmente la segunda, pero siempre queda el consuelo de ver càƒ³mo todavàƒ­a hay posibilidad de innovar en el sector de la generaciàƒ³n.

No posts to display