31 de diciembre 2013 – El gobierno de Nicaragua pretende elevar la producción eléctrica basada en energías renovables hasta un 80 por ciento de la generación total. Para ello apostará por fuentes eólicas, biomasa, hidroelectricidad y geotérmicas.

Revista Eólica y del Vehículo Eléctrico destaca los planes de ampliación de algunas centrales eólicas. Es el caso del complejo Eolo, que de los 44 MW actuales será expandido hasta alcanzar los 60 MW.

También será mejorada la planta de Amayo, que hoy produce 63 MW.

Se espera que su remodelación le permita añadir otros 37 MW, que serían empleados para vender a otros países de Centroamérica.

Para más noticias de Latinoamérica.