UTE, la empresa eléctrica estatal de Uruguay, ha mostrado su preocupación por el retraso en las obras de la central de ciclo combinado de Punta del Tigre.

La surcoreana Hyundai HDEC, a cargo de la construcción, está negociando con UTE una extensión de los plazos del contrato, así como el pago de algunas multas.

El medio uruguayo ‘El País’ destaca que sólo el 20 por ciento de las obras están completadas.

Los retrasos se deben a conflictos sindicales que Hyundai HDEC considera que no son de su responsabilidad. Por ello, la empresa solicitó a UTE ampliar los plazos.