La biomasa debe ser una alternativa a las fuentes tradicionales de energàƒ­a

La dependencia de las fuentes tradicionales de energàƒ­a, es decir, las contaminantes como las centrales térmicas basadas en la combustiàƒ³n del carbàƒ³n o del petràƒ³leo, es todavàƒ­a una realidad en varios paàƒ­ses de América Latina. Mientras los màƒ¡s ricos en recursos naturales apuestan por las centrales eàƒ³licas, solares e hidroeléctricas incentivando las inversiones en esos proyectos, otros se ven obligados a importar combustibles fàƒ³siles para poder generar electricidad.

Las compras de combustible suponen un alto precio, y por partida doble: no sàƒ³lo significan un gasto difàƒ­cil de asumir para el paàƒ­s importador, sino que a ello se suma el daàƒ±o causado al medio ambiente por la actividad de las plantas termoeléctricas.

En paàƒ­ses como Costa Rica el gobierno estàƒ¡ firmemente decidido a efectuar grandes cambios en su matriz energética. Desde 2009, los costarricenses se propusieron reducir las importaciones de petràƒ³leo y buscar fuentes alternativas de energàƒ­a, incluyendo entre éstas la biomasa.

Las centrales eléctricas a biomasa suelen utilizar como combustible el bagazo de la caàƒ±a de azàƒºcar, la palma y otros vegetales. Asimismo, puede emplearse incluso la leàƒ±a. El proceso de la combustiàƒ³n tiene como resultado la generaciàƒ³n de bioetanol y biodiesel.

Para que los proyectos a biomasa salgan adelante, es imprescindible que el gobierno obtenga la colaboraciàƒ³n de los agricultores. La publicaciàƒ³n ‘Estrategia y Negocios’ indica que el Ministerio de Agricultura y Ganaderàƒ­a pretende crear una comisiàƒ³n nacional de competitividad, entre cuyos fines se encontraràƒ­a marcar las làƒ­neas maestras que orienten el desarrollo de los biocombustibles en Costa Rica. En ese objetivo participaràƒ­an las autoridades energéticas del paàƒ­s.

Mientras en Costa Rica se sientan las bases para impulsar la biomasa como medio para la generaciàƒ³n de electricidad, en la Repàƒºblica Dominicana ya estàƒ¡n saliendo adelante plantas propulsadas por esa fuente alternativa de energàƒ­a. Es el caso de la abierta por la Cerveceràƒ­a Nacional Dominicana (CND) que produce vapor como fuente de energàƒ­a caloràƒ­fica. Esa energàƒ­a se utilizaràƒ¡ en los procesos de fabricaciàƒ³n de la cerveza.

La central requiriàƒ³ una inversiàƒ³n de 4,5 millones de dàƒ³lares, y de acuerdo con el diario ‘Hoy’, permitiràƒ¡ reducir hasta 13.000 toneladas de diàƒ³xido de carbono al aàƒ±o. La planta genera 12 toneladas de vapor saturado por hora, lo que corresponde a 600 KW de energàƒ­a.

Bagazo de malta, madera y cartàƒ³n son utilizados como biocombustibles en el proceso de producciàƒ³n de electricidad. De hecho, esta central es una de las primeras del mundo en recurrir al bagazo de malta como combustible.

En México también estàƒ¡n empezando a ser conscientes de los beneficios que la biomasa puede proporcionar a la producciàƒ³n energética. Manuel Enràƒ­quez Poy, director técnico de la Asociaciàƒ³n de Técnicos Azucareros de México, emplazàƒ³ a los productores azucareros del paàƒ­s a apostar por los proyectos energéticos propulsados por biomasa. Segàƒºn Enràƒ­quez Poy, en el paàƒ­s hay una sobreproducciàƒ³n de azàƒºcar para consumo alimentario, y la bajada de la demanda en este sentido debe ser aprovechada para transformar el bagazo de caàƒ±a de azàƒºcar en electricidad. à‚ 

“Ahora hay posibilidad de exportar los excedentes mediante la instalaciàƒ³n de grandes plantas termoeléctricas en los ingenios, que utilicen las bondades de la caàƒ±a, concretamente la fibra o el bagazo de caàƒ±a”, declaràƒ³ Enràƒ­quez Poy a la agencia Imagen del Golfo.

Sin embargo, el directivo de la Asociaciàƒ³n de Técnicos Azucareros de México lamentàƒ³ la falta de proyectos de investigaciàƒ³n en el paàƒ­s de cara a generar energàƒ­a en sus diversas modalidades. Enràƒ­quez Poy explica que la gasificaciàƒ³n del bagazo permite producir “gas de sàƒ­ntesis” y que ello puede ser utilizado como combustible, con lo que se incrementaràƒ­a el potencial para generar electricidad. Este potencial es hoy reducido por la escasez de avances tecnolàƒ³gicos que sufren los ingenios azucareros.

Pero en la vecina Guatemala la concienciaciàƒ³n sobre el aprovechamiento de la biomasa es mayor. El diario guatemalteco ‘El Periàƒ³dico’ cita una subasta recientemente celebrada en el paàƒ­s en la que se adjudicaron varios proyectos energéticos.

Entre ellos destacan dos centrales a biomasa de las que se ocuparàƒ¡n respectivamente las empresas Agroindustrial Guatemalteca y Agrogeneradora. La primera de ellas operaràƒ¡ una planta a biomasa que seràƒ¡ ubicada en el Ingenio Madre Tierra, situado en el sur del paàƒ­s. Dicha central aportaràƒ¡ 28 MW a la red eléctrica del paàƒ­s centroamericano. En cuanto a la planta operada por Aerogeneradora, su potencia seràƒ¡ considerablemente menor, pues no superaràƒ¡ los 0,7 MW.

Los paàƒ­ses productores de azàƒºcar “y en América Latina, aparte de los citados, hay otros como Cuba, Peràƒº, Ecuador y Venezuela- deberàƒ¡n plantearse seriamente el aprovechamiento del bagazo de caàƒ±a de azàƒºcar con fines energéticos y no centrarse exclusivamente en fines alimenticios.

à‚ 

No posts to display