7 de mayo 2014 – El gobierno de Bolivia firmó un acuerdo con la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) que hará posible la construcción de la planta geotérmica Laguna Colorada. Así lo anunció la Agencia Boliviana de Información (ABI).

La JICA invertirá 25 millones de dólares en el proyecto, especifica BN Americas.

Se espera que la central entre en operación en 2019.

Las obras se ejecutarán en el campo geotérmico Sol de Mañana, en el departamento de Potosí. El proyecto, de 50 MW, incluirá una subestación y una línea de transmisión que se conectará con la mina de plata de San Cristóbal.

Para más noticias de Latinoamérica.