Isolux Corsán ha ganado la ingeniería, suministro y construcción de tres líneas de transmisión en México, con una potencia total de 400kV, según reporta El Economista. La firma española ha comenzado la construcción de estas redes, que suman 427 kilómetros.

El importe de estas redes eléctricas supera los US$114 millones. La compañía estima que las obras finalizarán en el primer semestre de 2016.

El proyecto comprende también la ampliación de tres alimentadores en las subestaciones de Champayán y Güémez. Las nuevas líneas tendrán como puntos de referencia la región de Huasteca y la ciudad de Monterrey, agregó el reporte de prensa.