El ingenio Tres Valles de Honduras ha invertido US$ 6.30 millones de dólares en la construcción de dos subestaciones eléctricas y una línea de transmisión como parte de una asociación público – privada con la compañía de electricidad del Gobierno, según informes de prensa.

Las subestaciones están avanzadas en un 70 por ciento y se espera que la infraestructura va a resolver la sobrecarga eléctrica que afecta a algunas zonas de Tegucigalpa y el departamento de El Paraíso.

Se espera que el molino de azúcar proporcione 19 MW de energía producida con bagazo de caña de azúcar.