Se ha inaugurado en República Dominicana una planta fotovoltaica de 30 MW y ha tenido una inversión -en la que participan tanto el gobierno de Taiwan como el de Holanda-, superior a los 60 millones de dólares.

Se espera que la planta alcance 60 MW de potencia en una segunda etapa, según reportes de prensa.

La planta consta de 120 mil paneles y mil inversores de 30 kV e iniciará sus operaciones en febrero próximo, cuando comenzará a inyectar al sistema eléctrico nacional.

Según estimaciones oficiales, Monte Plata permitirá ahorrar al Estado cerca de 250 millones de dólares en la compra de combustible fósil.