Las autoridades brasileñas han inaugurado la primera planta fotovoltaica en aguas del embalse de la central hidroeléctrica de Balbina, en el estado de Amazonas.

Se trata del primero de dos proyectos pilotos anunciados en marzo del año pasado.


La planta flotante puesta en operaciones tiene 1 MWp, aunque para octubre próximo se espera sumarle 4 MWp más. 


El prototipo ocupa 64 metros cuadrados, y al término de la investigación que se lleva a cabo por expertos, el sistema de Balbina podría ampliarse hasta los 300 MW.