Iberdrola ha dejado de tener presencia en el mercado energético de Chile tras haber vendido su participación del 55 por ciento en la empresa Eléctrica Licán SA. La venta se ha tasado en US$55 millones, informa Efe.

La firma local ICL ha comprado la parte de Iberdrola y ahora pasará a controlar todo el capital de Licán, que posee una central hidroeléctrica de 18 MW.

De esta forma, Iberdrola culmina una serie de operaciones por las que se ha desprendido de sus participaciones en Chile, un país que la compañía ha dejado de considerar entre sus objetivos estratégicos.

Para más noticias de Latinoamérica.