La española Iberdrola se ha adjudicado la construcción de una central de ciclo combinado en el estado de Nuevo León, en el norte de México, que requerirá una inversión de US$ 400 millones, según un reporte de Cinco Días.

La potencia instalada será de 850 MW y la española se encargará de la ejecución, operación y mantenimiento de esta planta, además de ser su propietaria, dijo la nota.

La central entrará en operación a mediados de 2018 y suministrará energía a más de dos millones de Mexicanos.