La firma danesa Vestas, dedicada a la producción de turbinas eólicas, ha visto cómo la española Gamesa le arrebataba un contrato en Brasil con la compañía CPFL Renováveis, filial de CPFL Energia.

Vestas había llegado a firmar un acuerdo con CPFL Renováveis, pero fue cancelado a causa de las modificaciones legales aprobadas en el país para el sector eléctrico.

Reuters señala que Gamesa suministrará a CPFL Renováveis turbinas que en total generarán 220 MW.  

El contrato perdido ha causado una caída de las acciones de Vestas pero, según analistas de Sydbank, la empresa probablemente no incurrirá en pérdidas financieras.