6 de agosto 2010 – España es el segundo inversor extranjero en Brasil, sólo por detrás de EEUU. De acuerdo con Cotizalia, las inversiones españolas en ese país suponen el 33 por ciento del total invertido en Latinoamérica.
 
En 2014 y 2016 Brasil será la sede del Mundial de fútbol y los Juegos Olímpicos, respectivamente. Eventos de tal repercusión necesitarán de las adecuadas infraestructuras, especialmente energéticas.
 
Con vistas a ambos acontecimientos, el gobierno brasileño aprobó en marzo de 2010 un proyecto de inversiones en infraestructuras denominado Programa de Aceleración del Crecimiento 2 (PAC-2), que costará EUR650.000m (US$850.6m) según Europa Press.
 
Empresas españolas como Endesa, Iberdrola, Gas Natural o Repsol están fuertemente asentadas en el mercado energético brasileño y sin duda serán importantes en la construcción de las infraestructuras necesarias, según los expertos.