11 de febrero 2011 – A pesar de meses de oposición por parte de comunidades nativas y ambientalistas, el Instituto Brasileño de Medio Ambiente (IBAMA) ha autorizado la instalación de la “infraestructura necesaria” para la construcción de la hidroeléctrica Belo Monte, en el corazón de la Amazonía, reporta AFP.
 
Prevista como la tercera del mundo, la licencia para la construcción de canteros pioneros y campamentos de Belo Monte ya ha sido concedida.
 
“Estas actividades apuntan a preparar la infraestructura necesaria de las obras principales, objeto de análisis específico, en curso”, subrayó el IBAMA , y agregó que además “autorizó la supresión de vegetación de 238 hectáreas” para instalar esa área de trabajo preliminar.
 
Alstom de Francia ha firmado recientemente un contrato por valor de US$684m con Norte Energia de Brasil para proporcionar equipos de transmisión de Belo Monte.
 
Con 11.200 MW de potencia (cerca de 11% de la capacidad instalada del país) y un costo de US$11.000 millones, la represa sería la tercera mayor del mundo, atrás de Tres Gargantas en China e Itaipú en la frontera de Brasil y Paraguay.
 
Para más noticias de Latinoaméra.