El Salvador se ha consolidado como un destino de inversión energética.

El Gobierno ha anunciado el inicio de un nuevo proceso de licitación para la generación de energía renovable, con base en un proyecto fuente eólica y solar.

La licitación es de 150 MW y el plazo es de veinte años a partir del 2019 y podrán participar empresas nacionales e internacionales.

Se estima que el proceso significa una inversión de US$300 millones en los próximos años y se proyecta que abastezca la demanda de unos 250 mil hogares.