El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, no apoyará construcción de centrales geotérmicas en parques nacionales. El mandatario se opone así a un proyecto de ley presentado para que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) aprovechase los recursos geotérmicos situados en esas zonas.

Con 200 MW de generación, la geotermia es la segunda fuente de energía del país. Los promotores de los proyectos en parques nacionales aseguran que la producción geotérmica se elevaría hasta los 350 MW de abrir nuevas centrales, indica ‘Energías Renovables’.

Los parques nacionales y las áreas protegidas ocupan un 20 por ciento del territorio costarricense.