La compañía estatal hondureña Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) anunció que necesita 160 millones de dólares para reparar y modernizar centrales hidroeléctricas que suman una capacidad instalada de 110 MW.

La ENEE espera recibir 28 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), mientras que los 132 millones restantes procederían de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA). Una delegación del gobierno de Honduras viajará próximamente a Japón para avanzar en las negociaciones del préstamo, que se espera firmar en marzo, informa Seenews.

La renovación de las plantas Cañaveral y Río Lindo elevaría su generación hasta los 126 MW.