30 de agosto 2013 – Las inversiones en el sector eléctrico de Brasil en los próximos cuatro años superarán los US$42.000 millones, según las previsiones del BNDES (Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social).

El BNDES pretende impulsar proyectos energéticos fijando nuevas reglas para la concesión de préstamos.

Entre estas nuevas condiciones se incluye elevar a 16 años el plazo para pagar créditos destinados a proyectos eólicos y termoeléctricos. Anteriormente el límite se fijaba en 14 años, aclara BNAmericas.

Los proyectos basados en otras fuentes de energía dispondrán de hasta 20 años para saldar sus deudas.

Para más noticias de Latinoamérica.