5 de septiembre 2012 – El gobierno Ecuatoriano ha agregado en los últimos años energía renovable a su matriz pero el proceso es lento y no verá cambios significativos sino hasta por lo menos el 2016, según un reporte del rotativo El Comercio.

Durante los últimos cinco años , el gobierno ha instalado 600 MW en proyectos termoeléctricos, lo que equivale a más de la mitad de la central Paute, dijo el reporte.

“En la agenda oficial se encuentran ocho proyectos hidroeléctricos por alrededor de 2.700 MW de potencia, que aumentará en un 72 por ciento la capacidad instalada de generación del país, en energía más limpia y de menor costo,” agregó.

Para más noticias de Latinoamérica.