Duke Energy Corp., el mayor propietario de utilidaded de EE.UU., ha contratado asesores para vender sus plantas de energía de América Central y del Sur después de las condiciones de sequía y una recesión económica en Brasil han dañado las operaciones.

La unidad internacional de energía de Duke vio caer sobre el ingreso ajustado de 30 centavos por acción del año pasado a partir de 2014.

El mes pasado estaba evaluando la venta de alrededor de 4.400 MW de capacidad de generación en Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala y Perú.

Alrededor de dos tercios de la cartera es hidro y aproximadamente la mitad de las plantas se encuentran en Brasil. La dirección explicó la decisión diciendo que “creemos que los activos son muy valiosos”.