La hidroeléctrica El Chaparral, en El Salvador, no tiene claro su futuro al no haber ordenado el gobierno una nueva licitación que permita continuar las obras.

Roberto Lorenzana, al frente de la Secretaría Técnica y de Planificación de la Presidencia, indicó que la licitación no se abrirá hasta que finalicen los estudios de viabilidad técnica y financiera.

La empresa Astaldi inició en 2008 la construcción de El Chaparral. En 2010, sus obras fueron perjudicadas por una tormenta tropical, lo que hizo necesario un rediseño. Según ‘La Prensa Gráfica’ producirá 66 MW, el 8 por ciento del consumo total del país.