13 de junio 2011 – La interconexión entre dos subestaciones vecinas de Costa Rica y Nicaragua ha marcado el primer paso para una colaboración energética más permanente.
 
Según un reportaje de La Nación, las subestaciones de electricidad ubicadas en Ticuantepe en Nicaragua y Cañas en Costa Rica lograron su primera interconexión durante tres horas recientemente.
 
De acuerdo a la nota de prensa, esta conexión forma parte del proyecto Sistema de Interconexión Eléctrica de los Países de América Central.
 
Este es uno ejemplo más de cómo se pretende establecer un Mercado Eléctrico Regional que permitiría movilizar desde Guatemala y hasta Panamá 300 MW en su inicio. Además, se estima que esto traiga ahorros de hasta un 20 por ciento en el costo promedio de la generación de energía.
 
El proyecto tiene un costo aproximado de US$494 millones, según el rotativo.
 
Para más noticias de Latinoaméra.