Combatiendo las pérdidas de ingresos en Venezuela

En Venezuela hay una preocupaciàƒ³n por evitar una falta en el abastecimiento de energàƒ­a eléctrica. Las pérdidas energéticas por ineficiencias y robos previenen a las empresas pàƒºblicas la inversiàƒ³n en mayor capacidad de generaciàƒ³n.

Venezuela es uno de los paàƒ­ses con mayor penetraciàƒ³n de electrificaciàƒ³n en Latinoamérica. Segàƒºn datos gubernamentales, màƒ¡s del 94 por ciento de su poblaciàƒ³n dispone de servicio eléctrico. Esto, dice el Ministerio, es el resultado de un esfuerzo realizado por el Estado Venezolano durante las décadas de los 70 y 80 donde se realizaron importantes inversiones en el sector, sobre todo en hidroelectricidad.

Venezuela cuenta con la segunda planta hidroeléctrica de mayor tamaàƒ±o de Latinoamérica después de Itaipàƒº entre Brasil y Paraguay. La hidroeléctrica Raàƒºl Leonàƒ­ cuenta con una capacidad de 10.000 MW y estàƒ¡ ubicada en el ràƒ­o Caronàƒ­. Se estima que el paàƒ­s cuenta con un potencial de 46.000 MW de energàƒ­a hidroeléctrica; actualmente sàƒ³lo algo por encima del 20 por ciento estàƒ¡ siendo explotada.

El sector eléctrico venezolano estàƒ¡ estructurado en forma mixta con 13 empresas de generaciàƒ³n, ocho pàƒºblicas y cinco de capital privado. La privatizaciàƒ³n del sector se iniciàƒ³ en 1998 con la idea de separar las tres àƒ¡reas del negocio: generaciàƒ³n, transporte y distribuciàƒ³n. La idea inicial era que a principios del 2003 estas unidades de negocio fuesen autàƒ³nomas las unas de las otras, pero la inestabilidad polàƒ­tica previno que el plan se ejecutara. Debido a los problemas polàƒ­ticos la privatizaciàƒ³n ha quedado indefinidamente pospuesta, siendo la generaciàƒ³n la àƒºnica parte del sistema que quedaràƒ¡ desregulada en los pràƒ³ximos aàƒ±os.

El Ministerio prevé un incremento en la demanda de energàƒ­a en los pràƒ³ximos aàƒ±os que fuerza a iniciar una expansiàƒ³n de la capacidad instalada de inmediato. El problema radica en que la inversiàƒ³n por parte del gobierno ha ido decayendo gradualmente en los àƒºltimos aàƒ±os y el sector privado todavàƒ­a no cuenta con una participaciàƒ³n los suficientemente elevada como para que el paàƒ­s confàƒ­e su plan de expansiàƒ³n en este sector, màƒ¡s cuando la idea no es sàƒ³lo la expansiàƒ³n de la capacidad instalada sino ofrecer “un servicio de calidad al menor precios posible”.

A pesar de que el gobierno es consciente de esta necesidad y ha iniciado tràƒ¡mites, Venezuela ya estuvo, durante el 2003, con la posibilidad de sufrir falta de energàƒ­a debido a la falta de agua.

La sobre dependencia en la energàƒ­a hidroeléctrica, pero, sobre todo, las pérdidas de energàƒ­a, ya sea por robo o por un alto indice de ineficiencia por parte de las empresas del sector pàƒºblico a la hora de facturar por la energàƒ­a que genera y ofrece, han destapado la necesidad de diversificar las fuentes de energàƒ­a y atajar la pérdida de ingresos de las empresas pàƒºblicas mediante la modernizaciàƒ³n de todo su aparato de comercializaciàƒ³n.

Las pérdidas por robo y fraude son tan agudas en Venezuela que el propio Vice Ministro de Energàƒ­a, Nervis Villalobos propone “no sàƒ³lo medidas sancionatorias leves, sino acciones de privaciàƒ³n de libertad”, declaràƒ³ en un encuentro anual del sector eléctrico celebrado en ese paàƒ­s. Es decir penas de càƒ¡rcel para aquellos que delinquen contra el sector eléctrico.

El sector eléctrico y las pérdidas

En el 2003 las empresas estatales Enelven, Enelco, Enelbar, Cadafe y Edelca suministraron màƒ¡s del 83 por ciento del total de la energàƒ­a consumida en el paàƒ­s, cifrada por la Càƒ¡mara Venezolana de Energàƒ­a Eléctrica (CAVEINEL) en 90.968 GWh, de los cuales sàƒ³lo se facturaron 65.639 GWh, lo que supone una pérdida energética del 28 por ciento mayoritariamente absorbida por las empresa pàƒºblicas. La capacidad instalada del paàƒ­s, al cerrar el 2003, era de 20.399 MW de los cuales 13.233 pertenecen a generaciàƒ³n hidràƒ¡ulica y 7.176 a generaciàƒ³n térmica mediante vapor, gas y diesel. El sector pàƒºblico cuenta con aproximadamente el 86 por ciento de esta capacidad instalada con 17.615 MW y el sector privado con 2.784 MW.

Cadafe, fundada en 1958 para llevar a cabo la administraciàƒ³n y operaciàƒ³n de 15 empresas de electricidad dependientes del Estado y que estaban repartidas en todo el paàƒ­s, es la segunda empresa del paàƒ­s en cuanto a capacidad instalada y en cuanto a generaciàƒ³n. En generaciàƒ³n Cadafe cuenta con 3.721 MW, màƒ¡s que todo el capital privado junto y genera 17.663 GWh.

Cadafe es, ademàƒ¡s, la mayor empresa de distribuciàƒ³n de electricidad de Venezuela con el 51 por ciento del total de clientes del paàƒ­s. Los ingresos de la empresa cubren tan solo el 74 por ciento del costo de la energàƒ­a, segàƒºn datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y, para cubrir este déficit y los gastos de operaciàƒ³n, ha venido incrementando sus obligaciones financieras a tal punto que el costo financiero en 2002 ascendiàƒ³ al 159 por ciento de sus ingresos efectivos, razàƒ³n por la cual el Ministerio de Finanzas ha tenido que asumir las deudas contraàƒ­das con EDELCA, empresa a la que Cadafe compra la energàƒ­a.

El proyecto PARTICIPA

“Los sistemas que soportan la gestiàƒ³n de CADAFE en las àƒ¡reas de generaciàƒ³n,distribuciàƒ³n, comercial, financiera y de recursos humanos tienen un desfase tecnolàƒ³gico de màƒ¡s de 20 aàƒ±os”, dice el BID. Sus procesos actuales hacen que si no se toman medidas en su reestructuraciàƒ³n la empresa deje de ser financieramente viable, pues segàƒºn dice el BID, su deterioro e ineficiencia aumenta cada aàƒ±o.

Por este motivo Cadafe iniciàƒ³ en septiembre del 2003 el proyecto PARTICIPA, que tiene entre sus objetivos principales incrementar la productividad y desarrollar competencias de sus recursos humanos, fortalecer la eficiencia e impulsar actividades que agreguen valor a los procesos comerciales, adecuar y estandarizar los procesos comerciales incrementando la productividad, aumentar de manera significativa la facturaciàƒ³n y los ingresos de la corporaciàƒ³n, y disminuir y controlar pérdidas de energàƒ­a, lo que como resultado, y por el rol de Cadafe, contribuiràƒ¡ al fortalecimiento del sector eléctrico en general.

La primera fase del proyecto PARTICIPA comprendiàƒ³ el entendimiento, anàƒ¡lisis y diagnàƒ³stico de la situaciàƒ³n actual del proceso comercial de CADAFE y cada una de sus empresas filiales: CADELA, ELECENTRO, ELEORIENTE, ELEOCCIDENTE y SEMDA, ademàƒ¡s se logràƒ³ al diseàƒ±o de un nuevo modelo conceptual de gestiàƒ³n comercial.

Actualmente el Proyecto se encuentra en su segunda fase donde estàƒ¡ prevista la selecciàƒ³n de la plataforma tecnolàƒ³gica que se adecue al nuevo modelo del proceso comercial diseàƒ±ado en la primera fase y la implantaciàƒ³n del nuevo modelo en la casa matriz y en cada una de las filiales.

Esta implantaciàƒ³n incluye hardware (servidores) software y licencias, computadoras personales (PCs), adecuaciàƒ³n de comunicaciones y seguridad, impresoras, validadoras, equipos portàƒ¡tiles de inspecciones y lectura . De igual manera se procederàƒ¡ a la adecuaciàƒ³n de oficinas comerciales y dotaciàƒ³n de vehàƒ­culos.

Las pérdidas de la empresa, actualmente situadas en un 44 por ciento, se veràƒ¡n reducidas en esta primera etapa, en un 30 por ciento como consecuencia de llevar a cabo la primera fase.


Capacidad Intalada y Generaciàƒ³n en Venezuela en el 2003
Click here to enlarge image

null

Milagros Torres, Gerente del Proyecto indicàƒ³ que los pràƒ³ximos pasos a seguir en dicho Proyecto destacan la publicaciàƒ³n Internacional del Aviso General de Adquisiciones (AGA) para el pliego de licitaciàƒ³n del BID, la firma del contrato de financiamiento con el BID, concretar términos y condiciones de financiamiento con la Corporaciàƒ³n Andina de Fomento (CAF). Se estàƒ¡ concretando la culminaciàƒ³n de los pliegos de licitaciàƒ³n para la adquisiciàƒ³n de vehàƒ­culos y contadores, con la idea de que para finales de este aàƒ±o estén en funcionamiento. También se estàƒ¡ trabajando en la ampliaciàƒ³n del equipo humano para el Proyecto PARTICIPA.

“En virtud de lo ambicioso del proyecto se seleccionaron tres estados pilotos para iniciar su ejecuciàƒ³n, Estos son Aragua en ELECENTRO, Carabobo en ELEOCCIDENTE y Anzoàƒ¡tegui en ELEORIENTE, donde las actividades deberàƒ¡n iniciarse a partir del segundo trimestre del 2005.

Los entes financieros que estàƒ¡n detràƒ¡s de ayudar en este proyecto, que es parte del plan de mejorar los servicios eléctricos en el paàƒ­s, son el BID, quien estima en 10 millones de dàƒ³lares la inversiàƒ³n inicial de modernizaciàƒ³n, y CAF. El BID considera que el proyecto merece ser financiado “porque comprende actividades definidas de antemano, de bajo costo y riesgo relativamente escaso, caracterizadas por su impacto relativamente alto, su gran importancia sectorial y su urgencia”.

No posts to display